25.4.11

no todo está escrito

foto-homenaje a este artista que tanto admiro, Ai Weiwei, que sigue encarcelado a día de hoy.

Un objeto tan invisible como silencioso atraviesa el ser. La literatura lo afronta a veces desde la angustia; el arte lo bordea para organizar su producción en torno a él; la religión lo sacraliza para conjurar el horror al vacío, la ciencia nos promete cada día colmarlo de saber. La historia de la clínica, en la descripción de los síntomas y malestares más diversos del sufrimiento psíquico, lo detecta como algo sin nombre ni representación posible (…) La política, decididamente, no sabe dónde ponerlo (…) Parece casi nada, como para pasar de largo, y sin embargo insiste en su modo de presentarse, más bien paradójico, como un objeto que no cesa de no aparecer, de no representarse. Llamemos así por el momento a este objeto sin nombre: la página en blanco.”
Así comienza el nuevo libro de Miquel Bassols “Lecturas de la página en blanco, La letra y el Objeto”, que ha logrado arrancarme de este momento de agotamiento de sentido y de saber en que me encuentro. No es nuevo para nadie que me lea aquí, lo que me interesa, lo que insiste, lo que retorna en mi caso siempre ese ese objeto sin nombre e irrepresentable, cuyo reconocimiento supone, -como bien indica este autor, y frente a los que viven pensando que todo puede escribirse y decirse objetivamente- una posición ética. Una posición que seguramente aleje de mí a aquellos que tienen horror vacui y acerque a los otros…
Es este singular objeto, reacio a toda representación, el que tanto el arte como el psicoanálisis han hecho posible leer de formas distintas para el sujeto. Encontrarlo bajo la forma de “página en blanco” tal vez sea un buen modo de abordar el ser del sujeto que navega hoy sediento de representaciones por el espacio virtual” Entonces, cuidado, no se equivoquen “la página en blanco no es una imagen, una metáfora, es la presencia real de este no saber para cada uno
Bassols habla de una experiencia, la del no saber para cada uno, que es la experiencia del inconsciente, en la que siempre hay un resto que no cesa de no escribirse. Como recuerda el autor, el trauma para Freud no es aquello que ya ocurrió y quedó inscrito en el aparato psíquico, sino lo que quedó precisamente sin inscripción posible, y aunque intolerable, se repite e insiste.

Como parte del mismo ejercicio, leo otro libro que me recomendó alguien que me conoce bien: Quelle politique pour la folie? Le suspense de Freud, de Guy Dana, para el que la experiencia del inconsciente sólo puede entenderse y practicarse también desde el acto de vaciamiento y reconocimiento de la contingencia que supone la página en blanco. Me interesa mucho su hipótesis, aplicable a lo social, Dana dice que la particularidad del trabajo analítico con la locura serviría en la actualidad como paradigma de una nueva manera de pensar el sufrimiento, el conflicto, el saber y el poder (la polis) a partir de la hospitalidad, de un espacio vacío y la contingencia de una palabra que puede surgir o no surgir. Y pienso en el trabajo analítico con niños, en el que me estreno. El tener que hacer con lo inesperado no es tampoco un concepto sino una experiencia; no se trata de aprobar o desaprobar lo que se dice sino de hacer valer ese efecto de sujeto o manifestación (surgissement), para el cual no hay garantía.

30 comentarios:

Vicent dijo...

Hacer del individuo el sujeto frente a un sujeto supuesto saber del amo o del discurso del análisis, hacer del hombre un ser al que el vacío no le haga mal sino que pueda optimizarlo y darle un lugar, en este caso los niños, yo recuerdo una experiencia con niños autistas y como el padre de uno de ellos deseaba una terapia conductista a la que no había, según él, llegado a tiempo, y yo le decía que si yo tuviese un niño autista le haría vivir la maravillosa experiencia, el maravilloso viaje iniciático que supone la vida con todos sus rasgos de carácter, su particular forma de conjugar su nudo borromeo y no lo haría trabajar como una máquina programada por el veterinario-conductista de turno, la vida es única y de cada cual y hemos de respetar la diferencia, de la página en blanco que nos duele hasta que le damos nuestro sello, hasta que la llenamos y en este ir haciendo y escribiendo línea a línea con todo nuestro carácter y forma individual de ser está la experiencia única de la vida de cada uno, que no puede ser robada ni calcada del de al lado, aunque no sólo intervenga el miedo ni tampoco la coacción, la libertad ante la página en blanco es la angustia que como dice Bassols es el caballo del pensamiento, y yo diría la gasolina de la experiencia vital de cada individuo.

Bien Vanessa un saludo y ya era hora que te pasaras por tu casa para escribirnos un artículo de los que ya soy adicto, los tuyos, mira que he aprendido contigo, y ahora que mi psicoanalista me ha dado un tiempo de relax, sigo contigo en la lejanía del diván.

Un beso de Vicent cariñoso y de amistad, a ti y a toda tu familia, Vanessa.

Vicent dijo...

No es que yo tuviese una experiencia analítica con niños, sino que tuve un amigo que tenía un hijo autista, la verdad es que es un drama si no se tiene la conciencia clara de libertad, tener claro qué es lo que desea el otro.

el objeto a dijo...

Hola Vicent! Gracias por tu lectura generosa, de siempre y lo que traes con tu comentario, me parece esencial: la libertad del sujeto, el espacio único de la págna en blanco. Para mí la vida no es ninguna maravilla, pero su riqueza -que es grande- sin duda reside en lo que tú mencionas, en la posibilidad de que cada existencia sea única, diferente, singular, una aventura. y leyéndote me doy cuenta de que es incluso una elección vivirla de ese modo, o dejarla amarrada al tópico y a la máquina.
El autismo, que como dices es un drama, lleva al extremo esa idea de elección. No que tenga que ver con la voluntad, pero sí muestra muy bien en la especificidad de cada caso, los límites que marca cada sujeto en su relación con el mundo. En el autista es muy llamativo, pero en menor escala, algo de eso lo vivimos todos.
La conciencia clara de libertad es la que, en cualquier caso, marca la perspectiva analítica, y permite que avancemos en el caballo del pensamiento, que estemos aquí cruzando palabras y algo más.
Siempre una alegría leerte, Vicent. Un abrazo.

Dante Bertini dijo...

a juzgar por las mesas de este último Sant Jordi, hay escrito más de lo recomendable...
lo que escribo es una boutade, lo sé, pero tanta palabra impresa, tanta flor cortada, resulta agobiante.
A la indiferencia por el exceso.

Jean Pierre Vaudenay dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Pierre Muaddib dijo...

El camino del vacío a la obra siempre hace pensar que tal vacío esta dotado de algun tipo de contenido.

Y sólo con la pala en la mano entendemos porque bajo la nieve, solo puede haber más nieve.

Me alegra ver que has vuelto a escribir por aquí.

Saludos desde la Suite

rakelakela dijo...

Bienn!! Estás aquí...

Aunque agotada, siempre genial.

el objeto a dijo...

querido Dante, estoy de acuerdo... y por mucho que lo intentemos, no todo se deja escribir.

Pierre, genial esa imagen de la pala en mano, descubriendo aún más nieve,
Saludos a la Suite..

Rakalakela, gracias por tu energía y lectura!

delarica@unav.es dijo...

hay más fuerza y belleza en ese dibujo infantil, más terror metafísico, que en la mitad de los museos del mundo
terrible deseducación

gracias por tu escritura: es un gran REGALO

voy el día 2

luis roca jusmet dijo...

Efectivamente, no todo esta escrito... el resto, este resto que queda y nos deja respirar... no todo está acabado, algo se escapa...si lo dejamos, si nos dejamos, si nos soltamos... el día a día, las obligaciones nos atrapan y el cansancio aparece... ni siquiera el silencio parece posible.
Un saludo Vanessa, se nota que escribes cuando tienes algo que decir

Anónimo dijo...

No me digas que todavia no has hecho el duelo por tu padre simbolico que es lacan, y tu padrastro Freud. Eso es alienacion en el pensamiento del otro, no has barrado($), para despejar el objeto "a"?. Ah¡¡ bueno...y si la vida se reige por otros organizadores-seguro simbolico-porque fijate que Soler llego a lo ultimo que no sabia ya lo que era el Inconsciente¡¡¡?¿?. Te lo juro fijate en la "Querella del diagnostico".. Por eso inventè la Destinologia donde hay un programa simbolico que organiza el destino, aun al objeto a que no puede funcionar sin un dispositivo simbolico que le da marco. Ah, y no es un asuplencia(esa idea del parche del loco, que ingenioso Lacan y todos ustedes le creyeron.jajaja). Pobre Joyce, lo defenestrò¡¡. Sujeto, amo, inconsciente-elenguaje...uhh estas un poco como el debil mental que no esta seguro en un discurso y aleinado en el deseo delotro?
El destinologo

Anónimo dijo...

El destino esta escrito como significantes estructurados que organizan la vida. Tyche y automaton..."Los cuatro..."..fijate. El objeto a seria solo la energetica del destino y su orientacion.
Te pregunto: conoces tu destino?...eso que lacan habla en sus escrito(1). Si entendiste el Inconsciente, debes saber entonces que el inconsciente hace destino como dice soler en "la maldcion del sexo". Szondi hablaba ya destino psicologico, como Borges, SDabato, Schpenhauer...incluso Dolto(Inconsciente y destino), etc. Por que de lo contrario todavia vas a creer en las histericas, los obsesivos como Lorenz, dora, pobres, rotulados por las ideas de Kraepelin...
te digo asi: Todo esta escrito, lo que es imposible porque no se puede probar que todo esta escrito, porque todos los casos son improbables. Es un tema de logica de clase, y no de un objeto guia, estructurante del ser o el sujeto. Lacan era un buen sofista pero no aporto nada: lo del lenguaje ya freud hablaba de sueño, el chiste, sintomas,...Sintomas? freud ya dio los trazos fundamentales. Ademas Lacan no tenia ni Casos y solo aplico la linguistica, los 3 registros..seminarios..y uno se pierdia en la nebulosa de conceptos...que audas..pero epistemologicamente..Uh¡¡¡

Anónimo dijo...

el destino de lacan es analogo al de freud: rechazado en la universidad...luego lacan en Sainte Anne...¿no te parece raro?. Freud reestructura a Karepelin etc, y lacan a Freud y la egopsicology. ¿raro no ?. tal como a zpinoza, tambien el camino de los excluidos...enfrento a todos con un delirio sistematico que tapo con su objeto a y el sintome?. claro¡¡, porque como sus propuesta tenian poca eficacia real desde lo simbolico, interpretacion, etc, lo soluciona proyectando el delirio sobre los `psicoticos...y su propuesta no sera un synthome?

Ficciones dijo...

Hola Vanessa, un gusto leerte
No se si el libro de Miquel Bassols llegará a Argentina, espero que sí para poder disfrutarlo. Cuando leía el título pensaba: “la hoja en blanco no es la tábula rasa”, y al leer en el Blog de Bassols su escrito sobre “el numero y la silla vacía del sujeto”, creí entender que el vació existe en tanto hay letra, por eso el autista no puede ubicar la silla vacía y sentarse ya que no sería lo mismo la condición de falta y la abolición / inexistencia del sujeto… Tambien me preguntaba sobre las relaciones del vacío lacaniano con el vacío del budismo y se me enreda un poco pero perseverare en sostener la diferencia. Me parecía muy interesante un seminario de Miller (los signos del goce) donde diferencia la identificación constitutiva de la constituyente, eso que produce el punto de amarre del sujeto, la letra que permite sostener el deseo, mezcla de rasgo y ausencia (una especie de tango de la letra), como lo muestra el capitán Ahab y su doble no especular Moby Dick, surgidos uno y otro sin poder pensarse la existencia del uno sin el otro.
Es muy interesante lo que planteas respecto al espacio vacío y la contingencia como posibilidad de pro-ducir algo con relación a la pacificación del sufrimiento que produce la psicosis… quizás en el trabajo con la locura primero debe existir un espacio vacio que permite que algo comienze a alojarse para que… algo suceda.

Horacio

Vicent dijo...

Lo del tango de la letra, no lo ha dicho usted solamente, Ficciones, sino que la ciencia hace unos meses ha hecho un bonito experimento:

Ha comprobado que si se colocan dos partículas alejadas un número "n" de años luz, cualquier vibración susceptible de ser igualmente recibida por ambas y aplicada a una sola de ellas hará que la otra actúe de igual manera.

¿No os parece sorprendente Vanessa y Ficciones? mi teoría que por otra parte expongo en mi bloc dice que el discurso histérico a todos los niveles está cumpliendo su labor cósmica, consciente, está desenmascarando al del amo, está llegando a Dios, y esta es sólo la comprobación matemática de que el deseo de un ser mueve al otro u Otro, pero como dice Lacan "no es eso" hay un algo más... ¿Dios?

Un beso Vanessa, me parecía interesante la apostilla después de leer a Ficciones.

Vicent dijo...

La conciencia está llegando a la consumación de lo todo masculino, dándole también la razón a Freud y la muerte del Padre, quizá luego venga la reconciliación, pero esto es ya teología, y en las cosas de la iglesia mejor no meterse.

el objeto a dijo...

Querido Al
sí, esos dibujos son maravillosos. Venías hoy? te escribí pero no me dijiste nada...
un abrazo muy fuerte!

Hola Luis,
sí, estoy muy de acuerdo con lo que dices, ese resto y el espacio que crea nos salvan... (incluso y sobre todo de nosotros mismos)
Gracias por tu lectura y comentarios.

Anónimo, Destinólogo, disientes de muchas cosas, lo cual está bien, yo sólo te respondo a algunas que me parecen esenciales, no para defender ninguna postura, sino para matizar los matices... Creo que ese debate de si matamos al padre-teórico-psicoanalítico no tiene demasiada importancia en el caso de Lacan ya que él "sacrificó" él mismo ese lugar de patriarca, dejando el lugar de autoridad vacío. Así que no hay duelo que hacer por Lacan, él solito se ocupó de ello. Tampoco creo que fuera un sofista ni que no aportara nada, pero entiendo que su estilo moleste a muchos y haga que sus aportaciones queden veladas por las estridencias del personaje. En cambio sí pienso que sus aportaciones en lo referente a la psicosis son esenciales y muy potentes,y gracias a Freud y a Lacan podemos hoy en día entender la psicosis como un exceso de letra, un intento de escritura y no en términos de déficit. Esencial.
Decir que el destino es el incosnciente para mí equivale precisamente a que no todo está escrito y que el destino es esa página en blanco, que nunca se podrá llenar. Gracias en cualquier caso por dejar tus comentarios

el objeto a dijo...

Hola Horacio,
No he podido leer el post de Bassols pero tu lectura es muy sugerente. Lacan ya lo dice en un seminario directamente, (al hablar del trazo unario, creo) la letra permite sostener el deseo.
Como habrás visto para mí ambos vacíos (el psicoanalítico y el del budismo) tienen más puntos en común que diferencias, aunque el psicoanálisis desarrolló más de una noción al respecto, también el Real lacaniano viene a cernir algo de eso, y también coincide con algunas concepciones del Dao o curso daoista... esas conexiones resultaron de lo más fructíferas para mí. Tenía ganas de leer ahora el seminario de Miller sobre la clínica de lo real o lo real de la clínica, ahora que mencionas este otro.
Y ese inconsciente entre dos, en lo que comentas en el caso de Moby Dyck y el capitán. Me alegran las afinidades.

Vicent, ése desenmascaramiento del amo es no sólo el objtivo sino la misma razón de ser del discurso histerico, como dices. Pero me gusta ese vacilar de una reconciliación como teología ;-)
En cualquier caso tu reflexión sobre esa dimensión entre energética y cósmica es muy pertinente, aunque las palabras nos fallan, pero hoy precisamente leía en la Contra de la Vanguardia una entrevista a una física cuántica que me gustaría que leyeses si tienes un rato, dice con otras palabras algo parecido a lo que propones!
Te copio aquí el link pero si no funciona mañana (por temas de subscripcion) te lo envío por mail
http://www.lavanguardia.com/20110502/54148560486/quiza-nuestro-cerebro-sea-un-ordenador-cuantico.html
un abrazo

el objeto a dijo...

pasaré a leer tu artículo con interés, y el de Bassols, y los otros!

Vicent dijo...

Vanessa, es que hay otro experimento, y yo sé que la experiencia humeana es pura fe, hay otro experimento que vuelve las cosas del revés, es la comprobación científica del principio de incertidumbre, se ponen cuatro placas metálicas, una en la base,y tres separadas o cortadas por un segmento encima, se les hace incidir un tipo especial de rayos, se levantan las tres tapas y en las grietas hay mayores impactos lógicamente, luego se hace el mismo experimento pero con un observador al que "simbólicamente" se le ha dado el valor de observador, pues es mecánico, al levantar las tres placas los impactos han manchado la placa base por igual, el observador cambia el experimento, hay algo mágico, más allá de lo simbólico que se acerca al principio fue el verbo de la biblia, y el que te he explicado antes la representación del todo fálico masculino, la parte del ying, frente al yang o no-todo femenino, lo que yo pregunto es:
En medio de estos dos elementos ¿hay algo más? que como dice Lacan cuando habla de la amistad en que yo doy y yo recibo, un "...no es eso..." hay algo mágico que se escapa a una mente sin síntoma, a una mente fría y que sólo existe ¿como síntoma? o ¿como cosa tangible en la mente de los seres más sintomáticos? ¿es la parte màgica del nudo borromeo un nuevo síntoma arquetípico? o ¿es una verdad? ¿a pesar de la vacuidad de la verdad? Cuando los clàsicos substancilizan la realidad dicen la realidad es tanto yo sea o no sea, la segunda discontinuidad, la de Descartes y su idealismo dice yo creo mi realidad, yo y sólo yo, y la contemporaneidad con los tres filósofos de la sospecha una mezcla de ambas, existe una realidad y yo creo mi forma de verla, pero Lacan va más allá, és el ningunismo que de broma contaba mi amigo Manolo Carballo, discípulo de Zizek y alumno, cuando mi realidad es dicha, escrita, expresada, la falta de la que tu hablas entramos en un semblante en el que ya es otra de la que era antes de escribirla, hablarla etc. Lacan es un paso más allá de la postcontemporaneidad, i ¿quizá el último? el vacío para la religión es un estorbo, pero no para Lacan y su no-todo femenino que lo acepta ni para su todo fálico masculino que lo delira, pero entre ambos, el nudo borromeo suelta un tercer elemento, llámale amor, Espíritu Santo, estabilidad del sistema en política, alegría en psicología etc.
Bueno ya te dejo Vanesa, tu artículo ha roto una crisis en la que estabas inmersa y has llegado al no-todo femenino como tronco de tu proceso dialéctico femenino, o como dice Heidegger al concepto, que es el tiempo en que la cosa se destruye, una crisis, la ya por ti pasada y se construye, comienza el nuevo camino, un camino en el caso de la mujer, y disculpa por mi teoría, infinito y paradójico, tu, nuestra página en blanco a la que debemos acostumbrarnos, tu con tu discurso psicoanalítico y yo, valga la boutade, con una buena ducha de agua fría todas las mañanas evitando la angustia que me provoca.

Bien un beso cariñoso de Vicent y espero tu respuesta, sin más demora me despido hasta otra. Vicent.

nomesploraria dijo...

Gràcies estimadíssima A.

nomesploraria dijo...

Hi ha excés de gent, també de llibres. Quants llibres es publiquen on no s'escriuen més que porqueries! Per Sant Jordi, encara que només sigui un dia, tallem les roses i regalem-ne's a dojo!

nomesploraria dijo...

Todo encaja. Mi admiradísimo tamariz lo intuyó con su Transmisor de ondas telepáticomentales. El gran invento de nuestro siglo.

Vicent dijo...

Señor Nomesploraría, no estamos hablando sólo de telepatía, la ciencia, en este caso y el psicoanálisis lacaniano como disciplina científica está hablando de lenguaje y deseo, pero implicando no sólo el lenguaje sino éste hecho carne, el verbo hecho carne, es decir, desde un sentimiento hasta una catástrofe en el ámbito històrico o geológico, un poco como cuando Carl Jung decía que el libre albedrío se materializaba en un solo pensamiento. A pesar de que no se refería a la correspondencia mágica del Otro en cuanto al lenguaje y deseo, como lanza Lacan, aunque casi siempre ¿al vacío?. Aunque he de decirle que respeto, y mucho a Tamariz.

el objeto a dijo...

excelente tu comentario Vicent! al principio está todo ese compendio tuyo de signos y símbolos que sujetan como en una red un universo tuyo propio e intrasferible, creo entender pero no estoy segura tus preguntas algo irrepresentable, y luego llegas a esas conclusiones que te agradezco. Sí, seguramente esté pasando esa crisis de la que hablas (de sentido y de otras cosa) No te puedo decir mucho más que tu lectura me sirve y que me admira cómo haces un uso dinámico y eficaz de lo filosófico, gracias.

el objeto a dijo...

Estimat Noméspl!me encanta el transmisor... seguro que además monta la nata y hace un merengue de limón de primera!
la teletransmisón y la cocina,

una abraçada molt gran

Luis Roca Jusmet dijo...

Bueno, interesante conversació. Algunas anotaciones. Señor nomésploraria ¿ hay exceso de gente ? Bueno,quizás sí pero la pregunta del millón es ¿ quién sobra ? ¿ hay exceso de libros ? Esto seguro pero la cuestión es separar el grano de la paja y tan abusrdo es comprar un libro por Sant Jordi como dejar de hacerlo ! que haga cada cual lo que le parezca ?
Bueno, ahora debate con Vicent. Lo que planteas me parece sugerente pero ojp a varias cuestiones :
El psicOanálisis lacaniano, por suerte, no es una disciplina científica.Es una construcción teórica inclasificable pero fecunda para entender lo que podríamos llamar la condición humana.
Ojo con Jung. Me parece que es la contraposición de Freud y de Lacan: el intento de transformar el psicoanálisis en una religión, en un espiritualismo, perdón por la palabra, barato. He estudiado a fondo cosas como la astrología para saber que son falsas. Pero Jung mezcla psicoanálisis, astrología y orientalismo. El secreto creo que está en no mezclar.Esto vale también para la física cuántica. Lo dificil, y me parece que es lo que hay que sostener, es mantener cada discurso válido en su lugar y ver puntos de encuentro pero sin mezclarlos.
Enfín Vicent, gracias por iniciar el debate y a tí Vanessa por crear el especio ( no sólo físico sino sobre todo psíquico) que lo genera.

Anónimo dijo...

no estaria tan seguro en afirmar que para la religion, el vacio es un estorbo.
Horacio

Vicent dijo...

Al señor Luis Roca, sí, es cierto que el psicoanálisis lacaniano no es una disciplina en su totalidad científica, de hecho sólo lo es racionalmente hablando en su discurso universitario, en un 20%, a parte de bromas, el psicoanálisis lacaniano no se plantea adscribirse a la ciencia ni ser una erramienta del nuevo discurso del amo en que se ha convertido, pero yo me salgo un poco de él y voy por mi propio discurso en el que pongo como axioma el nudo borromeo, la trinidad o el nudo trino, que lo forman la llamémosle derecha, parte natural del nudo, la izquierda, la de las ideas y parte artificial y el amor o la estabilidad del sistema, la parte divina el real lacaniano, si uno de ellos falla no puede existir el objeto "a" o la estabilidad, el amor, el equilibrio, y lo que iba a decir es que en cierta manera hemos de mezclar psicoanálisis con espiritualidad para llegar al Padre para las futuras generaciones, no un padre cruel ni amo absoluto, sino un padre-eje, un padre-celeste, fe en nosotros mismos, y mi intención es hacer una izquierda si no cristiana sí espiritual y con el padre para no tenerle miedo al vacío y pensar que ese vacío, esa marchitabilidad de la vida, esa falta de un lenguaje omnisciente no nos haga pararnos en agrarrarnos a un clavo ardiendo sino que nos dé la soledad deseada para darnos a su vez la gasolina de la vida, las pilas para seguir viviendo individual y colectivamente. En otras palabras y en el ámbito individual, para que lo simbólico, lo real y lo imaginario se junte en perfecto equilibrio para que surja Dios, el objeto "a" y así el amor o la estabilidad de un sistema en el ámbito colectivo. Cristo lo intuyó con el amor, o quizá sabía demasiado y fueron los que se agarraron a él como el depresivo, a un clavo ardiendo los que robiznaron su mensaje, de hecho la teología católica la hicieron grandes filólogos romanos.
No niego en absoluto a Dios que es el inconsciente y tampoco la imposibilidad de explicarlo todo, nunca llegaremos al fondo, y ese fondo es Él.
¿Conoce usted la paradoja de Zenón? como el segmento que forma una cerilla puede ser infinitamente divisible y sin embargo la podemos atravesar a lo largo fácilmente, en media zancada, la matemática que se basa en un axioma primero, verdad no demostrada sino por el sentido común podrá en un momento dado dar una explicación pero que no convencerá a una persona que piensa, que sabe que hay algo más allá de un Dios como simple síntoma, de un filósofo, que ha lidiado dos mil años con su imagen i su idea.
Estoy de acuerdo con usted que el discurso del analista es el único para desvelar parte de la condición humana y que tampoco yo intento hacer del psicoanálisis una religión, pero sí una forma de estar con Dios, y con la política social. Por una izquierda con el padre, la izquierda junto con la derecha y el amor van separadas pero si una de ellas cae también lo hará el sistema, y eso quiero yo, un mundo no excluyente sino que incluya en su seno a todo tipo de hombres desde los del discurso capitalista, controladitos ciertamente y legalmente, los del discurso universitario en su lugar y con sus usos benéficos para la salud, los del amo que ha de haber para poner y clasificar y mandar las ideas a las manos que las acabarán realizando, los del discurso histérico que se encargarán con sus revoluciones de canviar para bien el mundo y sus situaciones personales hasta los del discurso del analista que analizarán la realidad en que todos estamos metidos para que los otros les den forma.
Esta es mi aportación, una izquierda con el Padre, pues sí soy de izquierdas pero amante de lo sagrado, aunque no tanto de la Piedra de Pedro y de su Iglesia, sí como decía mi padre de Dios.

Un saludo y espero que sigamos la controversia, le he dado tema... venga, y si Vanessa Nuñez nos lo permite.

Candidatos concejo dijo...

Excelente post, es que definitivamente el sujeto es un ser subjetivo, de contante cambio.