27.8.08

el camino del hombre libre


well beaten path in by ippei+janine
Mientras nos tostábamos plácidamente al sol en un embarcadero turquesa ibicenco, Bel nos leía en voz alta algunos fragmentos de la estupenda entrevista aparecida en el dominical de el País a George Steiner. Decía cosas preciosas sobre las lenguas, y sus reflexiones giraban alrededor de asuntos diversos, llenas de humor, optimismo, curiosidad. Además aparecían un par de imágenes de su luminosa casa en Cambridge, llena de libros, con un pequeño jardín. Me gustó cómo comparaba la traducción simultánea con el orgasmo, haciendo referencia a la no-coincidencia o desfase temporal, entre sexos y significados. Yo pensaba en lo que dice Lacan:en el ser hablante no existe cópula ni relación sexual satisfactoria, en el sentido de coincidente, y ese mismo desfase aparece al traducir no únicamente de una lengua a otra, sino también cuando intentamos traducir con palabras nuestro pensamiento. A mí me gusta sostenerme y habitar varias lenguas, viajar de una a otra, sin lograr controlarlo todo de modo completo, sabiendo que entre yo y los otros existen esos pequeños abismos. Citó a Heidegger para hablar de la importancia de que sigan habiendo preguntas y no sólo respuestas. También me pareció ingenioso y oportuno cuando al ser preguntado sobre el tema vasco, respondió preguntándose a su vez si la dificultad para aceptar la realidad exterior de ese pueblo puede tener algo que ver con la singularidad y la rareza de su lengua. Llevándolo al tema chino, estoy totalmente de acuerdo con la tesis de J.F.Billeter cuando intenta desarmar la idea o mito del mundo chino como reverso del nuestro, encarnación de la alteridad por antonomasia, situado a nuestras antípodas. Billeter sostiene que tales discursos forman parte de un fenómeno ideológico: el verdadero secreto de tal construcción, política ante todo, radica en la instrumentalización de la lengua y la cultura por parte del poder durante las primeras dinastías del imperio chino, hasta hacer que éstas se confundieran y sirvieran de base del nuevo orden dinástico. Con el fin de hacer olvidar la violencia y la arbitrariedad con las que éste había surgido, éste debía parecer conforme al orden natural de las cosas, y uno de los elementos fundamentales que hicieron que esto fuera posible fue la escritura y el uso que se hizo de ella. Efectivamente una de las características de la escritura ideográfica es que, en un origen, los signos daban cuenta de las cosas del mundo, o al menos producían esa ilusión. China no necesitó desarrollar un sistema o aparato religioso demasiado complejo, puesto que la escritura suplía una parte importante de esa función: los ideogramas no traducían la palabra del ser humano, sino que hacía visibles las variaciones invisibles del mundo (como dice Lanselle) la vía del cielo. La escritura, siendo un conjunto de signos que representan las cosas sin mediación de la voz o de la letra, se encuentra entonces impregnada de un poder explicativo de los enigmas del universo: primero fue utilizada para fines adivinatorios, y de ahí pasó a ser un instrumento oficial, administrativo, ritual, analítico, incluso literario, pero durante siglos, desligado de la palabra. Los intelectuales chinos, como esos poetas de los que hablo a veces, no eran escritores que trabajaban plácidamente en la paz de su despacho, caligrafiando y bebiendo té. Su discurso tenía que evadir la censura, llevárselas con el amo y los inconvenientes de la vida funcionarial, las cosas rara vez podían decirse directamente. No es extraño que fuese Billeter el autor de un libro publicado a finales de los setenta y que me encantaría encontrar, sobre la vida de un escritor y pensador del siglo XVI, Li Zhi, el cual obsesionado con esa idea de libertad, rompió de manera radical con el mundo oficial y confucionista de los mandarines para poder escribir y decir lo que pensaba. Un vez pudo retirarse de sus cargos públicos a sus 54 años, en vez de regresar a su pueblo natal, optó por la vida errante, no dudando en entrar a formar parte de un monasterio budista, no por vocación espiritual, sino para que lo dejaran en paz. Los títulos de dos de sus libros, Libro para quemar, y Libro para esconder, donde se expresa libremente, y que fueron prohibidos durante un tiempo, resultan bastante ilustrativos. Billeter incluye en aquel libro contra F. Jullien, en un capítulo, algún fragmento del Relato emotivo sobre mi Vida, en el que el propio Li Zhi narra la siguiente anécdota: al llegar a una nueva prefectura, evita a toda costa presentarse ante la autoridad local, pero acaba recibiendo de éste una invitación, a la que se ve obligado a responder. Al final de la nota que le escribe en contestación no sabe cómo firmar. Escribir “vuestro colega” le parece pretencioso, pero “vuestro súbdito” implica demasiada sumisión, así que resuelve firmar con un “el extranjero que se ha parado en este lugar”. Cree encontrar con esta fórmula un equilibrio adecuado entre lo que se puede y no decir, que salvaguarde su tan preciada libertad.

17 comentarios:

Gise =) dijo...

Que bien has disfrutado de Ibiza tu también que suerte!!!!!! La verdad Barcelona este verano estuvo tan calurosa y pesada como ninguno de los otros años...
Que sabios y meticulosos son los chinos... Realmente cuanto más conozco de ellos más los admiro...
Besotes petita!!!!

3a dijo...

Al final he dejado la lectura del artículo de Steiner para el final (el perro que le acompaña en la foto es clavado a Nala, mi adorable perra) y he releído este post tostado en el apacible embarcadero

Tus ilustraciones me llegan al alma, esos gansos volando y sosteniéndose entre los abismos de las lenguas…

Y el recorrido por la escritura, que da cuenta de las cosas del mundo, de las variaciones invisibles y enigmáticas del universo y la maravillosa anécdota de Li Zhi buscando la palabra adecuada que le permite seguir siendo libre.
La escritura como libertad!

Qué ocurre con el libro de Billeter sobre Li Zhi?

un beso cálido,

Vicent Adsuara i Rollan dijo...

Como supondrás no era un adiós definitivo claro, ese sólo se da una vez en la vida.

Te voy a contestar tu artículo con un chiste de Arguiñano:
Dos amigos se encuentran en el cielo y uno le dice al otro _¿Tú porqué has muerto?en mi caso fue de un ataque de risa.
Y el otro le dice yo congelado.
_Explícate
Pues yo creía que mi mujer me engañaba y fui a mi casa a sorprenderlos, mi sorpresa fue que no había nadie y mi mujer dormía sola, y entonces me dio un ataque de risa y mori.
Y el otro le dice: _¡Cabrón!, haber habierto el frigorífico y hubieramos muerto juntos.
Pensarás que estoy loco, sí, un poco, pero me han dado el alta en la terapia y ya sabes como se da el alta ¿no?.
Venga besos de amigo, que ahora he de aprender protocolo que es por lo que me pagan en mi trabajo.

los de mallorca dijo...

petita: ahora es un pato salvaje volando hacia vaya a saber dónde?

jorge y yo, tan afectos a las guasa, solemos decir que la solución del "problema vasco" está en un rediseño de sus tipografías habituales. Esa letra gótica, tan común en los carteles de sus tascas y restaurantes, no puede ser buena para nadie. Mire si no los del hard rock, rompiendo guitarras.

elpasaeltiempo dijo...

Hola objeto a!!

Me encanto eso de saber que entre yo y los otros hay pequeños abismos, que-agrego-hay que aprender a soportar.

Y preciosa la firma "el extranjero que se ha parado en este lugar:me hace pensar que somos un poco extranjeros que nos vamos parando en diferentes lugares,y desde alli vemos el mundo. Sigue teniendo que ver con obstaculizar el pensamiento lineal,el sentirse extranjero,extraño,extrañar-se,extrañar..

Sigo conociendo mas la cultura china a traves de lo que relatas,muchas gracias!! Y hermosas las fotos de Japon del link que pusiste, maravillosas!!

Un abrazo!!

el objeto a dijo...

hola a todos!

el libro de Li Zhi es un poco difícil de conseguir, pero es que además cuesta unos 70€ y encargarlo así sin haberlo visto.... creo que lo buscaré en alguna biblioteca posible...

me alegro os gustaran imágenes y las palabras del inteligente Steiner,

abrazos

Vicent Adsuara i Rollan dijo...

Recuerda que el límite de la libertad es la locura, Pero el payaso también tiene lugar en el mundo.

Vicent Adsuara i Rollan dijo...

Pero recuerda Casablanca, piensa que la libertad vale más que una mujer o un hombre, es aquello de yo defiendo la democracia y a ti que la dinamitas.

Vicent Adsuara i Rollan dijo...

Y disculpa mi enfado, riámosnos un poco, el hombre es cómico que decía Lacan.

Vicent Adsuara i Rollan dijo...

;-)

zbelnu dijo...

Me encanta esa historia de Li Zhi, el libro para quemar y el libro para esconder, y él escondido y refugiado (me recuerda a ese poeta oculto catalán y sus libros negados, o al visionario Pynchon que se oculta mientras muestra la paranoia desplegada en toda su locura, y ese orden natural de las cosas que queda misteriosamente asociado al embarcadero.

iluminaciones dijo...

El camino espiritual, ritual, del que hablas es paralelo al religioso, tú lo explicas más claramente y das respuestas a las preguntas. En la escritura o simbología gráfica (ideogramas) radica la diferencia de esto, Steiner no anda muy perdido..
El mundo Chino no creo que sea el reverso del otro, más bien es una cierta exaltación por vía de lo espiritual, de lo artesanal, en cierto modo del mundo atomizado, revelado de otra forma, como dices: de lo invisible" o en la penumbra visible", aunque nosotros nos atribuyamos como lo contrario o la otra cara, y en realidad pueda parecerlo.

cacho de pan dijo...

gracias por Steiner (podríamos ponerle como música el Thank you for the music de ABBA)
lo he disfrutado mucho

el objeto a dijo...

me alegra os hay gustado Steiner y Li Zhi, y que podamos decir las cosas de otra manera o simplemente mirándolas de otro lado

Vicent Adsuara i Rollan dijo...

Gracias objeto a, y ahora yo me he de despedir porque un virus me ha entrado en el ordenador y habré de formatearlo, pero estaremos en contacto seguro, un amigo que te quiere.

frikosal dijo...

Preciosa entrada, que divertida esa comparación entre la traducción y el orgasmo (¿debe necesariamente ser traducción simultánea para que sea válida la comparación?). Siendo un niño yo leí (furtivamente) "El amante de Lady Chaterley" donde se discute el tema de la simultaneidad en el orgasmo. El asunto debió impresionarme.
Es agradable reincorporarse a los blogs, un abrazo.

civisliberum dijo...

Me gusto la entrevista de Steiner así como las fotografias de su casa en Cambridge.
Creo que ha tenido bastantes criticas por lo que dijo sobre el gallego y la forma de efectuar las preguntas el entrevistador.