31.8.08

del (no) concluir

una flor en la playa en Formentera, foto mía
Este verano cambié de analista. Antes de tomar la decisión lo comenté con un par de amigos que me dijeron, deberás ir encontrando el modo de concluir. No sabía bien a qué se referían pero con el tiempo lo hice. La palabra concluir me resultaba todavía más enigmática. Cuando la decisión del cambio se hizo posible en mi cabeza, había algo que ya hacía tiempo había concluido, y en cuanto al resto no había nada que concluir, puesto que mi análisis continuaba, incluso se veía relanzado, en ciertos aspectos, mediante las preguntas o cuestiones que el cambio suscitaba y me obligaba a plantear e ir desplegando ante mí. Para el psicoanálisis la idea que tenemos de nosotros mismos, el yo, surge del encuentro con el otro. Se trata de una especie de imagen o relación especular que establecemos con nuestro semejante. El yo se constituye en torno a un centro que es el otro: la mirada, el deseo, incluso el objeto de deseo del otro serán determinantes para que yo establezca mi imagen, mi deseo, y mis relaciones con el objeto de mi deseo. El yo es ese amo que el sujeto encuentra en el otro, dice Lacan. Fuera de esta relación del yo con el otro, que para Lacan se encuentra presa de las trampas de lo imaginario y la certeza del delirio, añado yo, está la del sujeto que más allá de las imágenes, pregunta a un Otro que ya no es proyección, reflejo o ilusión virtual, sino un lugar en el que ir construyendo sentidos. Ese lugar suele ser desconocido, por eso decimos que lo interrogamos. En el análisis el analista evita quedar preso en la relación especular con el analizante, todo se organiza para que no hablemos con otro, sino que poco a poco nos dirijamos al Otro. Al cuestionar al Otro recibimos nuestro propio mensaje, nuestras respuestas. Con el tiempo nos damos cuenta de que no hay nadie más ahí respondiendo o construyendo respuestas ad hoc, así que las preguntas, a menos que nos las respondamos nosotros, pueden quedan sin contestar. El sujeto que se dirige al Otro es un sujeto que duda pero que sabe que cuando lo necesite podrá arreglárselas para encontrar alguna respuesta más o menos satisfactoria, más o menos temporal. Quien carece de dudas, sin necesidad de que se trate de una psicosis, está, para mí, más del lado de la locura. Quien por otro lado viva abrumado por ellas, aunque sea inconscientemente, y no logre responder a una buena parte de éstas desde ese lugar suyo que es el Otro ( el lugar de su deseo desconocido) y utilice a los amos que encontramos en los otros para hacerlo, también lo está. Tanto el que carece de dudas, como el que utiliza a los otros para no tener que responder él, tienen algo en común: hablan como si todo se pudiera decir en cualquier momento, como si todo se pudiera contestar, como si obturándolo todo con sentido pudieran acabar con las preguntas y los intervalos.
Una buena parte de lo que me alivia de China es precisamente eso: que no todo se puede decir en todo momento, aunque rebose verdad, aunque rebose certeza, uno dice lo que necesita decir por alguna razón y en un momento preciso, si no lo necesita decir, no lo dice y el siempre no existe. Sabe que su palabra no restituye ningún equilibrio cósmico, que lo atañe sólo a él, restituye en todo caso algo suyo. Entiendo que esta actitud no sea muy popular en nuestra cultura, y que yo me las arregle tan mal a veces para encontrar mi lugar aquí. Para Freud, según Lacan, la aprehensión de la realidad por parte del sujeto empieza cuando es capaz de decir esto no es mi sueño, o mi alucinación, o mi representación, es un objeto. En este sentido, aunque no sea así como la define el discurso analítico, la palabra también podría considerarse un objeto. Lo digo en ese sentido de extrañeza que puede causarnos, lo que nos distancia de ella. Hoy mientras pensaba en todo esto me acordaba de Bangkok y des sus ajetreadas calles... todo esto leyendo el título del penúltimo post de Bel, asociación libre, que diría Cacho de Pan.

19 comentarios:

Vicent Adsuara i Rollan dijo...

Me he emocionado con tu cambio, todo sirve para todo, dejemos el enigma, no el enigma sino la pregunta básica:
¿Estoy loco o es la realidad?
Lee la vida es sueño, se lo he regalado a mi mejor amiga.
Saludos de Vicent.

zbelnu dijo...

Qué sugerente todo lo que dices y esas imágenes de juguetes para enseñar el encuentro con el otro, y esa mirada triste del viejo de Sichuán y la idea de que no todo se puede decir en cualquier momento, algo que parecería simple pero que se niega, se esquiva, muchos no aceptan esa mínima disciplina, ese límite. Y el coche aplastado como en una peli de los Blues Brothers. Yo creo que te arreglas muy bien pese a ese desencaje. Y el enigma de la conclusión, ahí estoy yo también, soñando ya con lo que sustituirá al vacío, antes de concluir del todo ¿o tal vez sí?

zbelnu dijo...

Y qué bonita foto de sombra en la arena, ¿es Formentera?

Gise =) dijo...

Huyy la asociación libre donde puede llevarnos!!! veo que vos también formas parte de la liga...Me gustaron los links que usaste, la cara del hombre chino tan triste, y lo de que no todo se puede decir en todo momento debería aprendermelo de memoria porque a veces meto cada pata... Es bueno eso de cambiar de analista?? yo a veces me pregunto (cuando siento necesidad de contarle cosas al mio, a veces me pasa eso que creo que el es el unico que puede interpretar bien segun que cosas hago, o a veces siento que es como mi viejo al que necesito contarle desiciones para que me diga si hago bein o no en lo que pienso...) si no estré demasiado psicologo dependiente...
Si tienes un momento dime que te parece esto que te dije por mail...
Besototes guapa y mañana se me acaban las media vacaciones =(
Que empieces bien!!!!!
PD: bellisima foto de la bellisima isla!!! a mi me enamoro!!!!

De Lirium soy dijo...

Me gustó mucho el post, me hizo reflexionar sobre mi propia terapia, sobre el lugar que ocupo en mi propia vida, en fin, difícil explicar lo disparó en mí. Muy buenas las fotos que has elegido.
Un beso, ha sido un placer pasar por aquí.

iluminaciones dijo...

sin duda e inconscientemente encontramos algunas respuestas en los otros, a veces a destiempo, en desfase, o llegan en momentos que no hacen falta ya, pero siempre útiles.
tomo el término concluir como avanzar, dejar atrás, cambio, etc. Verdad también ver las cosas como objetos, no como algo nuestro..

luis dijo...

Yo conseguí dejar la terapia. O quizá sería mejor decir que conseguí que la terapia me dejara a mi. A base de repetirme en distintos divanes como un loro.

aurea dijo...

M'ha fet gràcia veure la semblança de les dues fotos (la meva sense ombra i feta a Pals):
http://elsnets.blogspot.com/2008/08/pas-de-les-antenes.html

qibasho dijo...

Hola ptita, sigue fascinándome la forma en que das puntos de capitón sobre los brocados de China.

No todo se puede decir en todo momento....

cacho de pan dijo...

soy el amén de tu texto, o así me sentí, envanecido, al leerte.
Gracias por el recuerdo.
Me gustó ese objeto con la hoja desprendida pero cercana, suelta y a la vez próxima. Como si se cuidaran, frutos de la misma rama, el uno a la otra.
También en la foto que abre el post, tú, sombra, estas cerca y lejos de la blanca, luminosa, flor de ajo.
Muchas relaciones se rompen, según dicen, durante el verano y las vacaciones. Hay desgaste, natural, se diría qque lógico, por excesivo roce.
No ha sido este el caso. Interesante.
Tal vez no hay que permitirte tomar vacaciones.

elpasaeltiempo dijo...

Hermoso lo que escribiste objeto a!! Estoy totalmente de acuerdo con lo que dices. En especial cuando dices que obturandolo todo con respuestas,con sentido,se pudiera acabar con las preguntas y los intervalos.

Pareceria que tratamos de llenar con palabras aquello que debe quedar esencialmente vacio.

Bellisimo!!!

Abrazos!!

el objeto a dijo...

hola a todos! gracias por las visitas,
Vicent, Calderón siempre me gustó especialmente, el teatro del siglo de oro, me gustan además otras obras menores, autos, un iluminado

gracias Bel(la), sí, este curso lo empiezo yo con grandes enigmas, qué sustituirá a este vacío??

Gise, te contesté finalmente hoy por mail, estuve sin conexion un par de días, Ibiza y Formentera, paraísos aquí cerquita!

De Lirium me alegra algo resonara para ti, me hacen ilusión esas conexiones en las distancias,

Iluminaciones, te leo muy psicoanalítico! ese destiempo del que hablas es tan real, porque el tiempo, teniendo una dimensión tan subjetiva, también es difícil de hacer coincidir, y sin embargo, a través de ese malentendido nos entendemos de alguna manera

Luis, para el psicoanálisis la repetición no es nunca repetición de lo mismo. Sí que es frustrante esa repetición, sin embargo, dando vueltas y vueltas a lo mismo. Yo no lo dejo! ahí sigo... Espero no volver a cambiar en tiempo, eso sí

Aurea, he visto las bonitas flores en la playa de Pals, una de mis playas favoritas, gracias

Cacho, me alegro te gustara como te entremezclé con mi asociación libre, de la cual eres Maestro, y las fotos de Simply photo, y formentera,

elpasaeltiempo, lo escribí pensando aún es eso tan bonito que escribiste, mirar al otro desde un cierto límite...

me paso por vuestras casas pronto,
bona nit!!

civisliberum dijo...

Me ha gustado lo que dices de que tanto el que carece de dudas, como el que utiliza a los otros para no tener que responder él hablan como si obturándolo todo con sentido pudieran acabar con las preguntas. Me parece muy sugerente y acertado.

Vicent Adsuara i Rollan dijo...

Es una modesta opinión, Vanessa, pero yo creo que el otro solo existe para el psicótico, caso de J-P Sartre, "el infierno son los otros", sin embargo al final de su vida dio la razón a Lacan o en general a Freud, no sé si sabes que Sartre intentó un poco jugar a psicoanalista con el otro, ojeate si tienes tiempo su libro "Esbozo de una teoría de las emociones".

Vicent Adsuara i Rollan dijo...

Pero siguiendo a Ortega y su perspectivismo, he de decir que todos estamos un poco y en algún momento de nuestras vidas en la psicosis, esto es contrario a Lacan, pero...
Y otra cosa, para el psicótico es muy importante utilizar sus delirios y alucinaciones, es una señal del padre o de su conciencia para saber qué está bien hecho y que no lo está, para seguir en su Odisea, hablando desde el punto de vista masculino, ser Ulises en el caso masculino y Penélope en el femenino, la modernidad es llegar a lo imposible según Lacan, el hombre que es mujer sin dejar de ser hombre y viceversa. Y esto es mío, te lo juro, pero ya te he dicho que mi estrella fue Antonio Machado, y muchos otros a lo largo de la historia que lo han conseguido, el camino es difícil pero posible, yo creo que mi psicoanalista ha descubierto la curación al suicida, bueno la curación oficial, a lo largo de la historia muchos hombres lo han conseguido claro.
Bien un saludo y sinceros deseos de felicidad para tu familia. Besos.

Vicent Adsuara i Rollan dijo...

Pero pese a que tienes que pensar que Dios o el inconsciente de Freud existe, no has de olvidar el científico de Jung, estaba loco, pero un loco muy cuerdo, no llegues a sus conclusiones sobre el más allá, porque eso si que es alucinar, pero quédate con su libre albedrío que se realiza en un pensamiento y su inconsciente científico en el que todos estamos concatenados, pero parte del de Lacan, es el primer escalón para en el último llegar a la ciencia, el discurso del amo ya es otro cantar el desenmascararlo, lo habrás de plantear de otra forma, ya te diré, por hoy basta. Y perdona por mi atrevimiento. Un abrazo.

Vicent Adsuara i Rollan dijo...

Yo no te voy a dar ninguna clave que no puedas hallar tú ¿qué te podría decir yo? estupideces.
Y perdona, solo quiero reconciliarme con el ser humano y contigo sobre todo.

Anónimo dijo...

por favor vicent basta ya..deja en paz a petit a

el objeto a dijo...

gracias Anónimo!

sí,Vicent, tienes otros espacios para explicar mejor esas cuestiones que te importan y te conciernen, ya lo hemos hablado, este espacio es más colectivo y se espera de cierto entendimiento por parte de todos!