14.9.08

quien responde

de la serie The Visitors de Charlotte Cory
Hay quienes hacen cosas, producen, hablan y actúan, muchas veces incluso trabajan, exclusivamente para que los de alrededor les concedan un lugar, una mesa, un sitio donde aposentarse y poder ser. Otros en cambio hacen cosas, producen, hablan, actúan, y quienes son muy afortunados consiguen incluso trabajar profesionalmente, por una razón que desconocen a medias pero que les consume, les apremia, no pueden sino hacer eso, por poco conveniente o práctico que les resulte a veces. El lugar que ocupan es otro, yo digo que es marginal, y por eso su visión de la realidad es distinta, la miran desde un margen, en órbita, desde dentro y desde fuera. Ahí están los inmortales exiliados, los poetas chinos, por ejemplo. La marginalidad no significa estar sin blanca o falta de reconocimiento o éxito; muchos de ellos viven o vivieron en la cresta de la ola y siguen siendo marginales.
Lacan, que era uno de ellos, reprochaba a su auditorio del año 56 que creyese tanto en la gramática. Su paso por la escuela se resume aproximadamente en haberles hecho creer en la gramática, dice, y usa la lengua china para mostrar un uso más laxo y real de los significantes y la gramática. Se refiere a lenguas en las que una palabra no es casi nada en abstracto, y cuyo sentido y función son en cambio definidas por su lugar, por la puntuación utilizada, y sobre todo por su encuentro con otras palabras. En ese momento está intentando demostrar que al hablarle a otro, y decirle tú… ese no tiene un sentido, consistencia o peso unívoco. Y que si pudiéramos escribir de modo fonético nos percataríamos de las diferencias de tonalidad y acento de cada . Dependiendo de la plenitud que le demos al tú… nuestro yo recibirá una u otra cosa. Ese “tú eres eso”, cuando lo recibo, me hace en la palabra otro que lo que soy (Lacan en el seminario 3)
Para tener una relación auténtica con el otro, para que el otro sea reconocido como tal ha de haber primero una identificación con el otro como semejante, una cierta relación especular. Sin embargo, y para no quedarnos en ese estadio de confusión ha de haber un lugar Otro, un yo tercero (que no es el yo-yo, ni el yo-en-ti) en el que precisamente reside lo que no conozco de mi mismo. Así, cuando tú te me pones delante, yo no sé del todo quién soy, ni quién eres, ni siquiera a dónde me llevará todo esto, pero la situación me permite ser y seguirte (en francés Lacan juega con je suis, tu es celui que je suis, eres el que yo/el que sigo).
Pero volviendo a mi idea de marginalidad, no sé por qué la relacionaba con los planetas. Tal vez por eso que dice el doctor Frikosal sobre el significado original de la palabra planeta, o por esa manera iluminada y creativa que tiene él de mirar el mundo y las cosas. Lacan habla también del movimiento de los planetas frente a la quietud de las estrellas, cuando introduce en su seminario 2 al gran Otro. Los planetas no hablan, dice, primero porque no tienen nada que decir, segundo porque no tienen tiempo, tercero porque se los ha hecho callar. Fue Newton con su teoría del campo unificado y la ley de gravitación la que les cerró el pico. Con esa nueva explicación, la realidad temporal y espacial quedó reducida a un lenguaje bien hecho, a una sintaxis. Creo que perciben aquí la oposición existente entre palabra y lenguaje (Lacan dixit)
Lo que tiene el tú, en cambio, es que responde, tiene boca. Permanentemente tendemos a razonar sobre los hombres como si se tratara de lunas, calculando sus masas, su gravitación. No es ésta una ilusión exclusiva de los eruditos: es especialmente tentadora para los políticos.
En su Mirall Negre, Manel Ollé colgó este verano un precioso texto poético en el que se describe la imagen de un hombre mirando las nubes en cuatro momentos de tu vida. Al final, ése sujeto que es ahora ya no mira las nubes sino que al mirarlas lo que hace es releer como los otros tres que fue las miraban. No ha habido únicamente tiempo, el viento los ha trabajado, “pots reconèixer-te en la contorsió flexible de l’olivera”
Es cierto, no hay sólo tiempo y espacio, nos trabaja el viento, el roce con las cosas y con los otros que, como nosotros, pueden siempre responder.

22 comentarios:

zbelnu dijo...

Qué buena imagen para este interesante post. Yo he intentado imaginar, preguntarme si yo sería de los que sólo hacen cosas para que les den un sitio en la mesa, y con alivio me he respondido: Primo, nunca busqué sitio en una mesa con mi escritura, e secondo, y mi necesidad, que me hace enfermar en los periodos de bloqueo por pequeños que sean? Suspiro de alivio de estar (soñar que estoy) donde los poetas chinos!
En cuanto a ese tú fonético, sí, síii, a mí me recuerda al Who Are YOUUUU de la oruga de Carroll, que se dibuja en los aros de humo de su narguile, ese humo irritante de Cacho, ese humo de la nube de anteayer.
Y por otra parte entiendo (y esto es seguramente una tontería) que justamente Lacan dijera lo de la gramática, y lo digo pensando en esa biografía suya que casi leí, porque si la sintaxis es la estructura del pensamiento (Gil de Biedma dixit), uno que tiene una estructura como la de las telas de aquellas arañas a las que les daban LSD, ¿cómo no iba a rebelarse contra la necesidad de sujetarse a esa otra estructura? Bueno, es una idea tonta seguramente, pero lo pensé de García Márquez cuando propuso que suprimieran las normas ortográficas del castellano, imaginé que lo que para unos es un juego que sirve para ensancharlas, para forzarlas, para crear y desafiar las limitaciones, como la rima a los poetas, a otros les hace sufrir. También pensaba en esos pintores del sanatorio cuya colección se expuso en el MACBA, que pintaban más allá del cuadro, el marco y por las paredes...
Bah, estoy divagando, no sé qué espíritu me habrá poseído, no me hagas caso

zbelnu dijo...

Ah, y qué gracia la coincidencia, las dos hablábamos de nubes!!! Serán los cielos madrileños de estos días

Vicent Adsuara i Rollan dijo...

Yo tengo la teoría, Objeto a de que la sintaxis en el principio de los tiempos fue muy exígua y a cada ampliación del arco de ésta había que matar al padre, hasta que se creó el sistema actual en el que siguen habiendo escritores autoprohibidos.
Y hay quien se autocensura y quien es censurado, quien come de su escritura y quien no.

Vicent Adsuara i Rollan dijo...

Matar al padre, hablando con términos de Freud claro.

el objeto a dijo...

Zbel(la), que no te quepa duda de dónde estás tú, por supuesto de este lado de los marginales que no podemos sino hacer lo que hacemos...

y me encanta tu comment todo trenzado y en forma de brocado, con trazado carrolliano, muy sugerente para mi!

sabes Vicent? yo creo que en el análisis hay una reflexión primera que apunta al padre, o a sus nombre, a preguntarse por él, a preguntarle a él, a esa autoridad que nos reconoce y acoge la palabra. Ahora la verdad no me interesa nada, ni su muerte, ni nada de nada. Tengo esa sensación de que no hay nada más en esa dirección del horizonte que escrutar, y en cambio otros más amplios, más generosos, más enigmáticos

cacho de pan dijo...

vengo de crucigrama, con su presencia lectora acompañada por un vertiginoso consumidor de mi obra...
Ego:¡Te absolvo!
Zbelnu, intuitiva, cita a Carroll, tal vez sin tener en cuenta que el collage que encabeza este post está hecho (creo no equivocarme)a partir de una foto suya pelín pedófila -hoy lo quemarían en la hoguera- de niñas adorables.
Como usted y su prima, sin ir más lejos.

Anónimo dijo...

De todas formas, también los que desconocen a medias, su empeño, su perseverancia también necesitan ese lugar común, tal vez menos o por otras razones, pero la raíz es esa.
Una palabra sola puede ser algo potente, cubierta de significado.. el vacío está lleno de cosas, escuché hoy..
En la diferencia entre distintos tiempos, y ver el cielo en distintos estados, releerlo; cada vez que recordamos algo pasado lo leemos de distinta forma, lo transformamos casi sin querer, y nunca igual.
iluminaciones.

3a dijo...

Hola petite a, que sabio recorrido por espacios, tiempos y vientos. Como siempre que leo tus posts se me dispara la imaginación y la asociación libre (es un efecto que te agradezco mucho).

He recordado a una pequeña que vi el sábado en la playa y que me enseñó sus zapatos de goma diciéndo: mira! Llevo pies de roca. Y la hija de una amiga alemana que a sus cuatro años se quedó absorta frente al mar pues era la primera vez que lo veía. Estuvo varios minutos quieta, absorta mientras repetía: quiero entrar, quiero entrar. Cuando su madre le dijo que no podía ser pues era noviembre y hacía mucho frío la miro perpleja y le dijo: pero si llevo abrigo, guantes y gorro.
Bueno, divagaciones, siempre me ha producido alegría la apertura o extrema literalidad de los niños con el lenguaje.

Me gusta ese lugar que describes, interno y externo, extimo, aunque no sea confortable.

En cuanto a los planetas y al orden cósmico, agradezco que hoy hayan empezado los colegios y la vuelta a una rutina un poco ordenada con unos tiempos más serenos en los que los fuertes vientos del norte juegan a redibujar las nubes.

Un abrazo,

frikosal dijo...

Yo no se si he llegado a creer en la gramática. Dice G.Miller en "The mating mind" que el lenguaje se hizo muy complejo por que en realidad no es un instrumento de comunicación si no sobretodo de seducción, como el canto de los pájaros.

Me gusta esta distinción entre quienes producen para ser y quienes lo hacen por necesidad vital.

¡Esos poetas chinos exiliados son fantásticos!

¿Sabes si Lacan muy reconocido desde el principio de su trayectoria profesional?

Curiosa la frase de Lacan sobre los planetas, a ver si tengo tiempo y puedo poner algo más sobre los cuerpos celestes y sus movimientos. Estoy aprendiendo muchas cosas y creo que cazé un asteroide especialmente inquietante.

el objeto a dijo...

hola Cacho, gracias por el piropo familiar, la foto de C.Cory pertenece a un librito suyo en el que manipula con fotos antiguas, aunque ella es muy norteamericana y seguramente las fotos sean americanas, hay de damas y caballeros as well,

EL VACÍO ESTÁ LLENO DE COSAS... bonito, iluminaciones, y por supuesto, los que van a tientas también necesitan su lugar, todos lo necesitamos, la marginalidad total, la errancia completa es una catástrofe. Siempre pienso que eres muy psicoanalítico, aunque sé que no comulgas demasiado, es curioso

me alegro 3a de que mis divagaciones disparen imaginación y recuerdos. A mi me interesa mucho esa literalidad y esa precisión de los niños, como si pudieran mostrarnos caminos que olvidamos pero que seguimos necesitando utilizar de vez en cuando

bien por esa vuelta a la rutina más desahogada, por la llegada pronta del otoño en tus paisajes, más calmos generosos que los nuestros,

abrazos

nomesploraria dijo...

oh, ayer dejé un comentario en esta entrda pero lo debí hacer mal :(

el objeto a dijo...

a veces pasa Nmpl! :-(
a mi me pasó varias veces en Odette's, me daba una rabia!

me alegra saberte más cerquita

Vicent Adsuara i Rollan dijo...

Releyendo otra vez, y ya son varias, tu ensayo, veo que hay un muro que separa no las neurosis de las psicosis sinó al psicótico de comprender al neurótico, es un muro insalvable, aunque el psicótico hace la historia, el neurótico la abarca. No sé explicarme mejor y quizá esté como dice zbelnu, poseído, pero me hago responsable.

el objeto a dijo...

Frikosal! sí, sigue explicándonos cosas, también de ese asteroide recién cazado,

y me ha gustado esa comparación del lenguaje con el canto de los pájaros. En china las calles están llenas de jubilados que sacan a pasear y sobre todo a cantar a sus pájaros, dicen que muchos de ellos si no logran competir y seducir con el canto se vuelven locos o se autoagreden!

Lacan fue durante mucho tiempo un gran psiquiatra, un escelente crítico, un currante, vamos, el reconocimiento vino más tarde, también su estilo difícil y sofisticado

Vicent yo creo que las dificultades para entender al otro, así como el sentirse poseído no dependen tanto de la estructura sino del camino que cada uno haya recorrido y escogido en su relación con el otro, el mundo y el significante. Por otro lado yo soy de las que creo que las líneas que separan las estructuras tales como la neurosis y la psicosis son mucho más frágiles de lo que pensamos. Por supuesto hay grandes diferencias entre las personas, pero tienen más que ver con el lugar que han ido ocupando. En fin, cada uno mira el mundo desde donde puede, quiere, desea o se encuentra

abrazos

elpasaeltiempo dijo...

Hola objeto a!! Interesante lo que has escrito. Me encantó esa foto de la cinta de Moebius; creo que grafica todo tu texto. Ver la realidad desde un margen,desde dentro y desde fuera como tu dices, es generar ese espacio, ese límite que nos permite reconocer al otro y no vernos frente un espejo,ambos-yo y el otro-ocupando un mismo lugar. Definitivamente alli no hay otro, hay uno solo.

Hermosisimo como terminas diciendo que nos trabaja el viento..para ir construyendo ese "tu" que responde.

Un saludo!!

Gise =) dijo...

Ala otra que perteneces a la asociacion de Cacho no ?? me encanta cuando empizas hablando de algo y luego te vas y vuelves...con relaciones y conocimientos...
Creoq ue los qu eviven esperando un lugar en la mesa no resultan ser sutenticos, porque al fin y al cabo viven como los demás esperan y eso a la larga pasa factura, creo que uno debe sentirse muy vacio despues de dejar de lado lo que uno siente y vive "fingiendo"...
De lo que dices del lenguaje, justamente estoy leyendo un libro de Lisa See "El abanico de seda" y habla de un lenguaje que usan las mujeres en China el "nu shu" un codigo secreto de escritura creadi y utilizado solo por mujeres, los caracteres no representan palabras sino que son foneticos, por eso a veces se presta a confusiones...
El libro me tiene encantada, a veces me siento como una de las imagenes de la exposición de André Kertész en caja Madrid, le donde puedo y sin poder parar...
Bueno ya te contare algo mas del libro si no lo conoces...empiezo a entender tu admiración por esa cultura...
Besototes bella petita!!!!

Gise =) dijo...

Ahh me olvidaba, me encantó la foto del olivo...no me imeginaba qu esus troncos podian ser tan grandes y tan "trabajados"
BEsototes!!

zbelnu dijo...

Ajá, brocado carrolliano, como me gusta esa definición...

zbelnu dijo...

Debes de estar a punto de...

cacho de pan dijo...

chorizos y butifarras!
dónde te has metido?

Anónimo dijo...

quisiera saber si podrías decirme cuál es el texto que nombras del hombre que mira las nubes en los distintos momentos de su vida y si podrías decirme si está traducido...gracias! alta claridad y poesía para explicar la esencial condición de ser Otro...

el objeto a dijo...

hola Anónimo!

Gracias por pasarte y por dejar trazo... era un texto corto publicado en el blog Mirall Negre del que hablo, de Manel Ollé (sinólogo, escritor, poeta, dramaturgo). Éste es el link a ese post
http://mirallnegre.blogspot.com/2008/08/stratus.html
saludos!