8.9.08

recojo crisantemos

Kyotosunlight, photo by Yuutamichael

Recojo crisantemos en el cerco del este,
Con el corazón libre, miro la montaña del sur,
Entre las brumas del crepúsculo, la montaña aparece magnífica
Las aves regresan juntas en bandadas
Reside en todo esto una significación profunda
Pero al querer expresarlo me doy cuenta de que he olvidado las palabras

de Tao Yuan Ming, traducción algo libre

Este poema pertenece a otra de esas antologías de Moudararren que picoteo estos días, como respiro, mientras termino el seminario 3 que me ha ocupado este último mes. Se trata aún de un Lacan temprano pero la conexión china aparece un par de veces. Incluye una pequeña conferencia que le encargaron a Lakhan con motivo del centenario del nacimiento de Freud. Es bastante bonita y concisa. Después de sus habituales rodeos enumera ciertas claves del descubrimiento freudiano, aunque su discurso se encuentra muy condicionada por sus propios descubrimientos en esa época. La originalidad de Freud, dice, la sal de la práctica analítica es el recurso a la letra. Yo no lo sé explicar bien, pero la letra es aquello que habla independientemente, sin que intervenga, el significado. Lacan utiliza el cuento de Poe, La carta robada, para ilustrarlo. En francés, además, carta y letra se escriben igual. El cuento trata de una carta que ha desaparecido de los aposentos de la reina. Sin que su contenido sea nunca revelado, regula y afecta el comportamiento de todos los personajes, el inspector de policía, el detective enviado en misión, el ministro de quien se sospecha, a la reina y el rey… afectando a sus relaciones y presidiendo sus intereses y movimientos.
Lo que decimos al hablar muchas veces, lo que se inscribe, nuestros significantes son el instrumento con el que se expresa un significado desaparecido, que ha sido borrado. Por eso la importancia del automatismo de repetición freudiano: se trata de la insistencia de una palabra que habla como esa carta, y no es tanto su contenido como lo que su irrupción revela

16 comentarios:

Anónimo dijo...

La letra, la carta. El significado oculto. El lenguaje tiene tal profundidad, que nos sorprendería conocerlo, como una ciudad debajo de otra, y por debajo otra más. Realmente lo que está en aparente invisibilidad tiene que emerger de alguna manera, tergiversado o con significados insospechados. Es verdad que el relato habla de los planos de una sicología básica pero a la vez compleja, ya que el relato siendo de una fina inteligencia y cierta ironía, es de 1845, que no por eso deja ver ya los mecanismos que actúan entre el lenguaje y los echos..
Te dejo la nueva dirección de la página, en la que espero que se vean mejor las imágenes..
http://direccionunica.wordpress.com/
un saludo.
iluminaciones.

frikosal dijo...

Lo que más me gusta de la China antigua es esta tendencia que tenían los sabios a retirarse a las montañas y vivir en paz, desoyendo las promesas de gloria que les hacían los poderosos..
A mi me gustaría saber que hubieran hecho de estar aquí y ahora donde retirarse a la montaña es imposible puesto que no se puede pernoctar en los parques naturales.

Es precioso el poema. ¿Los puntos cardinales citados son alegóricos de algo?

Pero ¿ y si durante la práctica del psicoanálisis el paciente intuye como va a interpretar sus palabras el analista y deliberadamente las cambia de forma consciente, incluso en actos aparentemente erroneos o automáticos, y manipula sus sueños, para ocultar su secreto que en realidad no se atreve a conocer? ¿Es esto posible?

Vicent Adsuara i Rollan dijo...

Intuyo como siempre en tus finos escritos sueños y realidades difíciles de darles un lugar, creo que no recoges crisantemos, aunque...
Vicent.

Vicent Adsuara i Rollan dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
nomesploraria dijo...

El contaluz de la foto con ese dorado cegador me gusta mucho.
Como dice el egregio Dr Frk a mi también me gusta retirarme a las montañas. Por eso me voy a Barquisimeto de vez en cuando.

zbelnu dijo...

El otro día G estudiaba el origen de los ideogramas chinos. El recurso a la letra! Y poner en palabras. Y escribir cartas que no llegan a su destino. Sono stanca y envuelta en un sueño obsesivo, con fuego en el brazo y muchos interrogantes.

zbelnu dijo...

Y me pasa como a Friks, siempre me dan envidia esos poetas chinos tan libres que se intoxican con vino de arroz pasando del poder y la burocracia. Dónde refugiarse?

cacho de pan dijo...

No hay crisantemos por aquí,
sí rosas a la vuelta de mi casa
y lisiantums enfrente.
Compro unos y otros,
ya que si los recogiera simplemente
no podría volver a mi casa
con ellos: los floristas me harían detener.
No hay ningún significado oculto en los que digo
y si lo hubiera
yo no soy quién para descifrarlo.

el objeto a dijo...

hola Iluminaciones, acabo de visitar la nueva página, se ve muy bien y es bonita, tan sencilla,
una ciudad debajo de la otra, y por debajo otra más, y nosotros podemos habitarlas todas! gracias por los insights

Doktore, a mi también me gustaría poder pedirles consejo y ver cómo se lo montarían ahora esos poetas. Para empezar por aquí no hay casi ni parques naturales de esos de los que hablas! poca montaña queda donde refugiare a contemplar

lo que preguntas sobre el análisis es muy interesante. El analista está precisamente entrenado para no escuchar esas pilas de información pre-cocinada, planificada por el analizante. La escucha del analista es una escucha flotante, a la espera de cazar al vuelo lo que se le escapa al sujeto a su pesar, lo que dice sin querer decirlo, los lapus, los olvidos, las apariciones o repeticiones de significantes, las resistencias, la lectura de la letra. El significado lógico del discurso construido no le interesa, es más DESCONFÍA ALTAMENTE de un razonamiento superlógico, su trabajo no es escuchar eso, es escuchar lo otro,lo que uno no se da cuenta que está diciendo, lo que irrumpe y se expresa por otros caminos. Así que da igual lo que intente hacer el analizante, cuanto más se afaña en escondersu verdad, más escandaloso será su desliz, más significativo. Arduas tareas las de analizante y analista! pero apasionantes

Vicent, los crisantemos son flores muy queridas por los chinos, las beben en infusiones y en el té, las usan en la cocina. Es una flor del otoño

buen sitio ese Barquisimeto Només, pero ya se te echaba en falta!

Zbel(la), nosotras nos refugiamos en las rendijas que quedan entre las palabrasy la escritura, nosotros a nuestra manera vivimos un poco al margen como ellos, no crees?

frikosal dijo...

Si pero habrá lapsus que no serán relevantes. ¿No pueden confundir al analista? Eso me da un poco de miedo.

el objeto a dijo...

Cacho, has probado el té de crisantemos? es delicioso
descifrador que lo descifre, buen descifrador será...

Frikosal, otra de las particularidades del análisis es que el analista no está ahí para ir poniendo sentido, interpretando según su visión de las cosas. El trabajo de aportar sentido, de decir lo que es relevante o no, lo debe hacer el analizante. El analista está ahí para señalar, para puntualizar, para indicar, para proponer, y sí, el analista ha de estar confundido, ha de trabajar a tientas, a ciegas, debe poder ser sorprendido él también.

Es normal que al principio haya muchas informaciones que revele el sujeto que no sean relevantes, y que le sirvan para esconderse, pero si funciona la transferencia con el analista, y si éste sabe mantenerse sin caer en sus provocaciones, el analizante se va dando cuenta de la impostura, se da cuenta de que es una pérdida de tiempo y que el único afectado por su estafa es él mismo
en fin, es un proceso que debe vivir uno mismo, saberlo intelectualmente no logra hacer que lo evitemos

nomesploraria dijo...

Las hojas de crisantemo son muy buenas.
Hace años los cocinaba con el sukiyaki, esa especie de fundú japonesa

elpasaeltiempo dijo...

Hola objeto a!! Muy bonito como siempre todo lo que escribes!
El tema del cuento de Poe,donde una carta afecta el comportamiento de todos, me hizo recordar un pequeño cuentito dentro de Rayuela(Cortazar),ahi te lo transcribo:"En uno de sus libros Morelli habla del napolitano que se pasó años sentado en la puerta de su casa mirando un tornillo en el suelo.Por la noche lo juntaba y lo ponia debajo del colchon.El tornillo fue primero risa,tomada de pelo,irritación comunal,junta de vecinos,signo de violación de los deberes civicos,finalmente encogimiento de hombros,la paz,el tornillo fue la paz,nadie podia pasar por la calle sin mirar de reojo el tornillo y sentir que era la paz.El tipo murió de un síncope,y el tornillo desapareció apenas acudieron los vecinos.(..)Morelli pensaba que el tornillo debía ser otra cosa,un dios o algo así.Quizá el error estaba en aceptar que ese objeto era un tornillo por el hecho de que tenia la forma de un tornillo.."

El tornillo, la carta, las palabras, todos objetos siempre a punto de revelarnos algo de lo cual pocas veces nos enteramos. y como bien tu dices no es tanto su contenido como lo que revelan cuando irrumpen, y mas aún a traves de algun significante.

Perdón por la extensión.. Muy bello lo que has escrito!!

Saludos!!

Vicent Adsuara i Rollan dijo...

Perdona mi lapsus debido a mi ignorancia en la cultura china, debe ser que ya estoy en el otoño de mi vida, todo me lo hace ver.

Gise =) dijo...

Me gustó la poesia, y el te de crisantemos no sabia que existía...
el tema de la letra y la palabra es tan complejo tiene tantas curvas, tantos matices...no lei el libro de Poe, me lo apuntaré...
Me gusta como relacionas todo lo que lees, haces como un resumen de cosas interesantes...
Besitos petita me gsuta leerte, aprendo mucho!!!!

PD: las cosas que voy aprendiendo de la cultura china y japonesa me entusiasma cada vez mas...los percibo tan sabios...

el objeto a dijo...

Uy, Cortázar, hace tiempo que no lo leo pero sí recuerdo ese sexto sentido, esa talento para hacer visible lo invisible en objetos, situaciones y el mundo cotidiano, con sus cronopios, famas y observatorios perdidos,
muy bello el cuento, gracias pasaelTiempo,

me alegra Gise estar transmitiendo y compartiendo algo de ese enigma que me fascina al mirar al este!