11.11.07

princesas zen

las bellísimas Andrea y Valentina en su casa de Londres el año pasado
Estos días me encuentro autorecluida entre las ocho paredes de mis dos casas, traduciendo varios artículos para un libro sobre el sujeto en el psicoanálisis, sin demasiado tiempo para nada más. Esta imagen de Valentina y Andrea y la sensación de libertad que me produce me hacen compañía y ayudan a sobrellevar lo arduo de la tarea. V. y A. son las hijas gemelas de Deborah y Brian, ella argentina, él irlandés. Desde que nacieron, un caos bastante bien organizado se instaló en la casa donde viven en Londres, creando en el interior de de sus murallas un microcosmos protegido donde las niñas iban vestidas de princesas y zíngaras, jugaban a juegos que ellas inventaban e iban descubriendo a través del cuidadoso relato de sus padres, el mundo de los diez mil seres, los nombres y las cosas. También he alternado el trabajo con algunos de los cuentos zen y haikus recogidos por Henri Brunel, cuyo libro, aunque descansaba sobre mi mesilla de noche desde hace tiempo, nunca había hojeado. Nada espectacular en estos relatos condensados al máximo, como extraños perfumes en diminutos paquetes esmeradamente preparados , pero sí el encuentro con el siempre necesario universo de monjes salvajes, que lloran en funerales de gente desconocida por el hecho de sentirse tan desapegados de todo, que se pirran por los melones, o caminan desnudos en las noches de verano, y que sacan las más sabias conclusiones de la observación de hojas de árboles y bambúes, de la brisa de la mañana que hace revolotear los pelos de la oruga, la paciente escalada de los caracoles, los espantapájaros o las gotas de lluvia al amanecer sobre un banano. Un monje zen se encuentra a otro en el camino . Hablan… uno le cuenta que ha recorrido el país de norte a sur, de este a oeste, y ha visitado miles de templos. El otro le pregunta quién le parece el maestro más grande de todos y el primero le contesta sin dudarlo, Oshibu, el maestro del templo de Edo. El segundo le pregunta qué es lo que le ha aportado. -Llegué a ese maestro sin nada y partí sin nada. El otro asombrado le pregunta por qué se quedó con él -¿Cómo habría sabido, si no, que llegaba sin nada y partía sin nada?
Este cuento se titula Encuentro, y me ha hecho pensar rápidamente en el encuentro con el diván en este mundo de bienes, y en este sujeto precario y liberado sobre el que traduzco, y lo que en psicoanálisis se llama la travesía del fantasma, perfectamente resumido en este sencillo cuento, y que lejos de tratar ningún concepto oscuro ininteligible sigue siendo muy zen

15 comentarios:

zbelnu dijo...

Interesante post! Me encantó eso de los monjes salvajes (y el de la imagen del tigre sin duda lo parece), las niñas princesas me recordaron a nuestros disfraces de princesas traídos por los reyes magos, y en cuanto al fantasma psicoanaltico, qué curioso, ayer visité ese blog que linké con un post y que hablaba de ese fantasma en Agamben y el análisis...

nomesploraria dijo...

PERO QUE GUAPAS LAS TRES!!!!

el objeto a dijo...

sí, dónde estaba este link de Agamben? lo buscaba y me lié con otras cosas

Nmp, on és la tercera princesa?

nomesploraria dijo...

ets tuuuuuuuuuuuuuuuuu

el objeto a dijo...

pensava que era la oruga!!! ;-)

gràcies saleròs!

i m'ho he passat molt bé amb la vostra conversa (Zbelnu i tu) a casa teva sobre l'escena el nen al carret i les teves fotos en sèrie!

petons

nomesploraria dijo...

A quin post? no ho recordo.

frikosal dijo...

Hola,
Hi ha varios llibres semblants al link. Pots recomanar-ne un?

frikosal dijo...

Ahhh!
He posat una aclaracio al conte de "La pianista multiorgasmica".

el objeto a dijo...

penso que era al post de la cal ligrafia, Nmp

Frikosal, vaig a llegir-te al teu,
sobre els llibres jo tinc el de Humor Zen, però fins aquest capde setmana no m'havia interessat mai, no sé si val la pena, els dibuixos són bonics, i els contes-haikus molt senzills, els altres d'ell no els conec,

cacho de pan dijo...

Después de un muy largo y azaroso camino, el hombre llega finalmente hasta el maestro zen que buscaba.
-Maestro!!! Vengo hasta usted para que me diga qué es la vida...
-La vida -dice el maestro- es un largo río...
-¿Un largo río? -pregunta el caminante asombrado esperando una ratificación, pero el maestro sólo dice:
-¡Ah!¿No?

zbelnu dijo...

Y para la vuelta, ¿qué era eso del niño del carrete o de la calle?

Gladys Pinilla dijo...

Ayyyyy que hijas mas lindas tiene ayyy que lindeza y que bonitas lucen con sus vestidos preciosos.
Seguro que son tan lindas como usted y tienen la suerte de una madre que cuenta los cuentos que usted cuenta y las cosas de oriente de donde vienen los magos y los angeles

Josep dijo...

Hola, em dic Josep i faig un programa de ràdio a una emissora municipal de les Terres de l' Ebre.
Un dels continguts del meu programa pretén treure a la llum els molts blocaires que hi ha a la xarxa amb temes força interessants. Cada un dels blocaires que passa pel programa ens recomana un o dos blocs mes , de manera que
s ‘estableix una cadena .
El teu m’ha vingut recomanat per http://frikosal.blogspot.com/ m’ ha dit que es un blog excel·lent (com he pogut comprovar) i és per això que em poso en contacte amb tu per si podíem quedar un dia per , o be en directe o be enregistrant-ho prèviament , parlar del teu bloc... com vas conèixer aquest mon, perquè decideixes escriure ,sobre que escrius, perquè o fas i alguna cosa mes.

El meu telèfon es el 977 71 92 21 o 639 53 09 52 i el meu correu electrònic laplanaradio@santabarbara.cat. Si o prefereixes envia’m un número de telèfon per a que et truqui jo.

Espero la teua resposta i m' agradaria contar amb la teua col·laboració

Agraït

Josep Roig

Anónimo dijo...

es que nadie ha traducido aun al castellano el libro de shitao?

el objeto a dijo...

pues no, evidentemente no, anónimo, es lo que tiene la sinología en españa, que acaba de ponerse en marcha...
y francia sigue siendo la referencia, el lugar donde ir a comprar libros,
donde los textos los traducen buenos traductores. Por ejemplo, La Montaña del Alma, fue traducida al español cuando le dieron el nobel a Gao Xinjiang, por una china sin escrúpulos ni formación para ello, que hizo un trabajo muy malo, porque Planeta no quiso respetar los plazos que le daba Anne Helene Suarez, que sí habría hecho una magnífica traducción,
Y eso es lo que hay...