26.10.08

la dificultad de habitar un cuerpo

fotografía del terremoto de Sichuan del International Herald Tribune, Bo Bor/Reuters
Este otoño Alain Platel, uno de mis coreógrafos preferidos estrena un nuevo espectáculo, Pitié, a partir de la Pasión según San mateo de J.S. Bach. En el texto que sirve de presentación dice que la palabra compasión, intoxicada con demasiados matices, se acaba asociando generalmente con cierta idea de condescendencia. Sin embargo, cuando la vida y la muerte se nos vuelven insoportables, anhelamos el cobijo de los otros, que nos compadezcan. A Alain Platel la crítica le reprocha una mirada complaciente sobre la locura, y que sus espectáculos no parezcan poder dar cuenta de otra cosa que el universo de los locos. Sin embargo el otro día escuché una cosa preciosa de la realizadora Sophie Fiennes respecto del trabajo de Platel: lo que éste trata no es tanto la locura como la dificultad que radica en ser un ser humano, así como de la dificultad de la experiencia de habitar un cuerpo.
En seguida me acordé de Platel este viernes en la espléndida conferencia organizada por el Espai Freud de Miguel Morey sobre Foucault, cuyo pensamiento me ha resultado a menudo igual de liberador. "Cuando tratamos con seres humanos, la abstracción no es sólo un error intelectual". Foucault, igual que Platel, se vio profundamente marcado por su trabajo en instituciones psiquiátricas. Para ambos el hombre como abstracción intelectual renacentista o cientifista está obsoleto, o mejor dicho muerto. El hombre que les interesa es el que abandonando cualquier pretensión epistemológica y ontológica se pregunta directamente, y esto ¿cómo funciona? ¿Y ahora qué hago. Esa, ya lo hemos dicho varias veces, es la pregunta más china, y la que nos permite reconstruirnos por encima de cualquier quiebra. Morey también insistió, citando a Foucault: no hay razones para obedecer, somos más libres de lo que solemos creer. Libres para pensar de otra manera al menos, pensaba yo. Pero es que pensar es siempre pensar de otra manera.
Esta semana dos amigos me enviaron un artículo aparecido en el International Herald Tribune que hablaba del interés cada día más grande en China por las psicoterapia y el psicoanálisis occidental. Ese camino podrá ayudarles sin duda a la mejora de libertades que se reclama desde dentro y fuera de la sociedad. Yo siempre he pensado que la dificultad que poseen para pensar la realidad en términos absolutos les facilitaría todo este proceso. Porque, de nuevo Morey, citando a Foucault, la verdad también es un constructo histórico.

16 comentarios:

Vicent Adsuara i Rollan dijo...

Para Foucault somos la historia que hay detrás de nosotros aunque también descansa en una gran influencia de Nietzsche por el que todo es posible, pero creo que el psicoanálisis no es tan optimista en ese respecto, sino que basa nuestra realidad no en lo que queremos sino en lo que deseamos, yo no soy tan optimista como Foucault.

zbelnu dijo...

Bien, bien, sí, qué iluminadora esa conferencia de la que yo también he hablado, y esa frase llena de esperanza, y ese qué hago ahora me recuerda al qué puedo hacer con lo que me han hecho?

3a dijo...

Me ha encantado la respuesta en perspectiva de Sophie Fiennes poniendo el acento sobre la dificultad de habitar un cuerpo. No conocía el trabajo de Platel y el video de Sophie creo que es una introducción estupenda que ayuda a acercarse, gracias.

que suerte la conferencia de Morey, me gusta también la perspectiva que trasladas y esas preguntas que parecen tan sencillas pero que no cesan de presentarse.

En cuanto a lo de China, me produce mucha curiosidad el proceso en el que se halla inmersa, saber cómo se conjugara lo más subjetivo con esos imperativos político-sociales y tradicionales tan puestos en lo colectivo.

jugoso post! :)

Crom el nòrdic dijo...

Intentando hacer un comentario constructivo, esta web no me gusta mucho. No es de mi gusto.

Le veo un deje com al peor Shopenhauer, a filosofia de cabaret, a conformismo disfrazado de queja, a interpretar la vida como si fuese una droga o un chocolate que comer... Aunque no estoy exactamente en contra de este estilo de vida, no lo comparto, y no lo defiendo.

Voltaire dijo que hay que defender con tu propia vida lo que piensen los demás: yo no comparto la opinión de Voltaire en este punto, miren ustedes.

Es bastante probable que no me anime más a visitar esta web (para poner siempre comentarios negativos, mejor largarse; con unas cuantas veces ya basta). Bueno, no pasa de ser mi opinión, y tampoco me veo a mi mismo como ningun genio literario ni nada parecido...

De momento, nada más que decir. Saludos!!

elpasaeltiempo dijo...

Hola objeto a! Hermoso el titulo,"la dificultad de habitar un cuerpo", nunca antes se me habia ocurrido pensar en cuán difícil es habitar-nos, y menos aún pensar en la experiencia de que estamos habitando un cuerpo, como si éste fuera una extensión de nosotros mismos, o quizas algo por fuera de nosotros, de alli que se pueda vivir esa experiencia que parecería de despersonalización, no crees?.

Muy interesante como siempre!!

Saludos!!

cacho de pan dijo...

impactante imagen, a pesar de la puesta en escena tan premeditada.
Perdí la charla de Morey por otros interesantes encuentros. Ahora veo que he perdido bastante más. Foucalt me corrobora en cuanto a lo que de verdad importa, y no se refiere al trato con los incapacitados, sino en el encuentro con esos otros que no necesariamente nos espejan.

Te conmino, si eso es posible, a conseguirme una entrada para ese espectáculo de tu coreógrafo preferido, a quien nunca ví en acción.

el objeto a dijo...

hola Vicent, sí, me acordé de ti y del pasaelTiempo con tanto Nietzche, creo que te hubiera gustado esa charla tan filosófica, y pienso que se podrá escuchar en archivo mp3 en el blog del Espai Freud. Yo creo que el psicoanálisis sí que es tan optimista, y que basa la realidad también en lo que nos atrevamos a ser, en la medida en que nos atrevamos a responder

Zbel(la) me ha encantado tu crónica de lo de Morey,

3A, me alegra que te hayas animado a ver el video de Sophie Fiennes, creo que ella también ha hecho algún video sobre Zizek, muy interesante, Gracias por pasarte por aquí

elpasaelTiempo, sí, a mi también me sorprendió esa reflexion acerca del trabajo de los bailarines, y me di cuenta que también a partir de la caligrafía china y la fascinación por el gesto me estaba empezando a preguntar por lo corporal, efectivamente puede haber ese efecto despersonalizador!

Cacho, desafortunadamente no parece que Alain Platel venga para barcelona, estuvo en madrid y ahora está en parís,

Crom el nórdic, efectivamente no vale la pena venir si no te dice nada, y no comparto esa cita de voltaire que debe estar descontextualizada, porque suena fatal
A mi Schopenhauer y la filosofía de cabaret me dejan indiferente, la verdad

nomesploraria dijo...

La fotografía es impactante. La desolación de una novia, las esperanzas destrozadas...

Pierrot dijo...

De hecho, el elemento "enajenante" del cuerpo es la propia mente (no como razon sino como complejo movido por el deseo).

La verdadera dificultad (la que tenemos que censurar desde luego, puesto que nos pone al limite de nosotros mismos) es la del cuerpo sometiendose a los espejismos del alma. Quizas por ello, la idea occidental de "compasión" parezca tan light en la medida en que - para bien o para mal - olvidamos la violencia implicita en toda "encarnación".

A proposito, es interesarle darle una mirada a lo que Zizek dice que "El Exorcista" en su guia pervera del cine, documental dirigido por Sophie Fiennes.

Saludos desde Lima
Creo que Sophie dirige el documental de Zizek pero bueno, ese es otro asunto.

el objeto a dijo...

sí Noméspl, como dice Cacho hay mucha puesta en escena, pero aún así es desoladora e impactante,

hola Pierrot, gracias por la visita desde tan lejos! sí, conozco un poco los vídeos de S. Fiennes sobre Zizek, aunque no recuerdo lo del Exorcista, tal vez no los he visto completos, lo buscaré,
es curioso esa alienación en el propio cuerpo a causa de lo mental, pero efectivamente existe esa extrañeza que nos hace sentir un extranjero en nuestra propia casa
me pasaré con más tiempo por tus piedras de sopa

Pablo Miravent dijo...

Hola amiga, te agradezco tus comentarios siempre especiales.
Estoy haciendo un curso de escritura de Crónicas y se me aparecen mucho tus escritos, ese vacilar en un saber al que se le pone el cuerpo.
Te sigo con interés a la distancia.
Besos.

De Lirium soy dijo...

No conozco a ese coreógrafo. La imagen impacta y mucho.
Quizás no tengo elementos para analizar profundamente tu texto pero siento que me llevo cositas (nada "itas") que ya iré analizando. Gracias porque me gusta aprender leyendo tu sitio. Un beso.

Anónimo dijo...

Ya era moderno Bach por aquél entonces, siempre la misma historia, la incomprensión contemporánea, que a veces es de feliz final, no siempre. Ahora recuerdo el comentario de un pintor vivo, que dijo: A los artistas siempre se nos ha tratado como a subnormales!...
Hace mucho, en unas conferencias en arteleku vi a Morey junto con otros pensadores, filósofos, y su discurso resultó interesante..
iluminaciones.

el objeto a dijo...

Hola Pablo, muchas gracias por tus amables palabras, me alegra que ese lugar raro desde el que escribo y vacilo te resulte sugerente, y te agradezco que me lo digas,

hola deLirium, también a ti esos elogios! sí, es un coreógrafo belga conocido en Europa, pero no m8ucho fuera de ella. Yo paso a menudo a visitarte, me gusta esa mezcla entre arte plástico con tus obras, también tu relación con la danza y la vida de ese gato tranquilo pero activo que vas relatando, aunque pocas veces deje palabras

ILuminaciones, sí, a mi Bach siempre me ha parecido el súmun de la modernidad. No siempre es difícil abrir nuevos caminos o visiones, también depende del lugar que uno decida ocupar, y hay quienes a menudo sin saberlo necesitan quedarse en los márgenes

Anónimo dijo...

Sí, pero hay veces que uno no decide exáctamente el lugar que ocupar, porque viene de natural y de ahí a la incomprensión... Totalmente de acuerdo en lo de Bach!
iluminaciones.

el objeto a dijo...

Iluminaciones, estoy de acuerdo con eso de que a veces no se decide exacactemente, y uno se encuentra ahí. Tal vez mi reflexión se refería más a quienes aún sabiendo de la incomprensión deciden quedarse ahí, otros en cambio... yo me identifiqué en seguida con aquel pintor vivo, a mi a menudo me tratan como a una extraterrestre

hoy me acordé de ti, en la radio francesa que escucho cuando puedo por las mañanas, entrevistaron a Bill Viola que se encuentra en parís por la puesta en escena de Tristan Isolda en la Opera de la Bastilla, voy a intentar reescucharlo en la web, porque apenas pude seguirlo