21.10.07

de conversciones y kairos

photo by +gaemetric
Hay conversaciones que no sirven para casi nada, otras en cambio nos acompañan durante tiempo después de haberlas tenido, como un fino hilo tejido alrededor nuestro, que nos sostiene y abriga, sujetando nuestro mundo de otra forma, mucho más humana. Me gusta escuchar la radio mientras trabajo por las mañanas y escuchar conversaciones y entrevistas a científicos, historiadores, escritores que después resuenan el resto del día y se relacionan invisiblemente con lo que me pasa, veo, escucho o leo. Me siento entonces conectada. Mis conversaciones semanales con Bel me permiten muchas veces acabar de tejerlo todo, escuchándola o haciéndole partícipe de lo que me ocupa. Y como en esa imagen que utilizan en meditación, ver pasar los pensamientos como nubes, nos sentamos a ver la increíble puesta de sol desde lo alto de la montaña, mientras a lo lejos, sobre el cielo rosa, nubes y gansos salvajes pasan…Esta semana en el Elle (spécial sexe), había una entrevista bastante bonita a Daniel Pennac que la semana pasada sacaba un libro Chagrin d’école, sobre el fracaso escolar, su trabajo de profesor con esos alumnos que en Francia llaman cancre, (mal estudiante) y que él mismo fue. La palabra en francés viene de crabe, cangrejo, haciendo alusión a los que caminan torcidos, los que no siguen el camino de los demás. Decía cosas preciosas sobre el papel que algunos profesores juega para esos chicos o chicas que se encuentran en peligro, como le pasó a él. “Frente a un adolescente en peligro, comprendían simplemente que había una urgencia. Día tras día estaban ahí sin soltar un solo momento, y acabaron sacándome de ahí. Estos profesores estaban absolutamente presentes en su materia. Mi profesor de matemáticas irradiaba la convicción de que nadie en el mundo podía sentirse ajeno a la felicidad de las matemáticas…” Luego había otra entrevista a Bernard-Henri Lévy sobre otro libro, que acaba de salir, Ce grand cadavre à la renverse en el que reflexiona sobre el estado de la izquierda francesa. La tesis del libro, grosso modo, explica él mismo, es que la izquierda rompió con la tentación totalitaria, versión clásica, el socio-comunismo, pero que en las ruinas que dejó, algo ha aparecido, otra tentación totalitaria, no tanto en la extrema izquierda, sino en la derecha, en la extrema derecha. La izquierda está enferma de la derecha, enferma de su fascinación por la nación y la bandera, de su rechazo de Europa, de su antiamericanismo… dice que a parte de la coyuntura bushiana, el antiamericanismo, muy conectado con el discurso fascista francés, tiene que ver con la rabia, en el fondo racista, contra la idea de una nación concebida hace tres siglos, compuesta por gente de todas partes, sin raíces ni lengua común, sin ni siquiera una memoria compartida. Habla de su apoyo (en absoluto incondicional y lleno de matices) a Ségolène Royal, sacando a la luz puntos bastante interesantes de la campaña, de la misoginia sufrida, también y sobre todo por parte de las mujeres. Ataca el relativismo cultural y hasta dice de Sarkozy, “el primer presidente que se atreve hablar de amor” . De Cécilia dice que es en todo caso alguien interesante. Una “irregular” en el sentido en que Edmonde Charles-Roux lo decía de Coco Chanel. Una mujer que en todo caso parece tener el mérito de no sentirse en ningún sitio totalmente en su lugar…. Finalmente citando a Sartre (un cabrón, un salaud, es el que no siente vergüenza): una humanidad que no siente vergüenza de lo que es capaz de hacer, es una humanidad perdida. Por último una entrevista en Le Point hors série sobre China a Simon Leys sobre la estética-ética china, que me guardo para el próximo post, por ser una joya. Leys acaba de sacar un libro con la traducción y comentarios sobre el Tratado de pintura de el querido Monje Calabaza Amarga. Esta semana traduzco un artículo de un analista francés en que habla del dios griego Kairos, del que por otro lado me habla un amigo en un mail. Habla del dios del instante propicio, concepto absolutamente chino por otro lado, al reflexionar sobre las manifestaciones del sujeto del inconsciente en el trabajo psicoanalítico: ese sujeto que aparece un instante y hay que saber estar ahí para escucharlo, en esa escucha flotante.

13 comentarios:

nomesploraria dijo...

Recuerdo que la actitud de la mayoría de profesores era de desatención hacia los alumnos con problemas, de esos "cancre".
Qué fácil es enseñar al buen alumno.

zbelnu dijo...

Sí, lo de Pennac siempre me hace pensar que en esta época analfabeta, de abandono y orfandad cultural y magistral, los buenos profesores son los escritores de mayor éxito...
Veo que te ha seducido el seductor BHL, sé que es inteligente, pero no tiene ningún escrúpulo! En fin, me interesa leer esa entrevista. Y en su odio a Sartre también hay una rabia... no es que yo sea muy sartriana, preferí siempre éticamente a Camus...
Y ay, cuando estudiaba griego, Kairós era mi dios favorito, to be in the right moment and the right place significaba convocarle, ese tiempo mágico en que algo -inesperado o deseado- sucede y cambia las cosas. Y le había casi olvidado... Voy a ver esa entrevista a BHL... (no me quité de la cabeza su actuación fashion en el Sarajevo en ruinas, con Arielle Dombasle, apartando a los lugareños o escogiéndolos para las fotos... allí le odian y Marianne Costa le sacó en su novela bosnia)

zbelnu dijo...

A mí lo que me gusta de los franceses es que siempre hay debate y reflexión, lo que no me gusta es la forma en que BHL se justifica y excusa por abandonar la izquierda. Él usa su brillante capacidad argumentadore, pero no esconde para mí lo principal: según John Kenneth Galbraith, la izquierda actual sólo se distingue de la derecha en su inversión en educación y gasto social por encima del resto, y en la consideración de que los servicios públicos son deficitarios por definición. Con esa idea, podemos concluir que sólo existe izquierda en algunos países nórdicos. Pero BHL aprovecha las incoherencias políticas y las trampas semánticas, me da no sé qué copiar aquí un largo párrafo de esa entrevista... mejor no...

el objeto a dijo...

no, no, cópiala,
yo ya intuía que BHL no era de los nuestros, la verdad es que nunca lo he leído, y su pose de modelo Yves Saint Laurent me parecía sospechoso, pero en esa humilde entrevista al revés, está defendiendo la izquierda, dice situarse en ella, simplemente señala lo que para él es un error (el nacionalismo francés, etc). A mi lo que me gusta es que alguien pueda decirse de izquierdas y ser capaz de hablar de lo que no le gusta y no identificar una parte con el todo, no tener miedo a las contradicciones internas, a la falta de coherencia de la realidad... y aún así seguir ahí, Pero claro, no conozco a BHL, la verdad

zbelnu dijo...

Y quién es ese amigo que escribe un email montado a caballo en otra época? qué broma secreta será?
Pero quería darte las gracias por lo que dices, ya sabes que yo necesito tu sagèsse para entender lo que ocurre a mi alrededor...

cacho de pan dijo...

vanesa va, como siempre...

zigzagueante y rigurosa al mismo tiempo; oyendo, alerta, a ese dios escurridizo.

segolene no me engaña, lo siento.

y los alumnos de mi época éramos tan inocentes que ni se nos ocurría que el otro podía ser nuestra víctima propiciatoria.

Gladys Pinilla dijo...

no comprendi muy bien lo que dices pero me parece bonito y como me parece eres su prima me parece que tienes el corason muy grande y muy dulse

zbelnu dijo...

Sí, sí, y me alegro de que se declare de izquierda y tienes razón en lo que dices de no aceptar el todo en bloque sino una parte, como decía Derrida de la deconstrucción de los maestros, y es que en la izquierda se tiende a quemarlos una vez pasa un tiempo, pero D decía que no, que había que señalar las partes dogmáticas en ellos y defender las partes que servían, actualizarlos criticándolos (deconstruyéndolos), como él había hecho con Heiddegger... En ese sentido me gusta el debate en Francia. En cambio aquí, ese light-tibio que es E.Mendoza sigue hoy una lógica superficial y dudosa para decir que Marx se equivocaba en todo, o el perverso Antonio Elorza aprovecha toda ocasión para igualar comunismo a nazismo. En fin...

el objeto a dijo...

mi cavalier efectivamente me escribe desde su caballo veloz parisino... me alegro que te gustara ese giro de BHL Zbelnu, a mi también me pareció inteligente,
Cacho me ha gustado mucho lo de zigzagueante y rigurosa, y ese no poder ver en el otro a la próxima víctima o al enemigo al acecho,
Yo tengo sin embargo buenos recuerdos de profesores, Nmpl, pero es cierto que la mayoría de los alumnos con problemas están desatendidos,
ya lo decía freud, los tres imposible, gobernar, educar... y cuál era el tercero??
bessos!

Anónimo dijo...

los tres imposible : gouverner, éduquer, et.... psychanalyser !

le cavalier freudien.

zbelnu dijo...

Ah, oui, je vois, V., mais je parlais d'un chevalier dessiné, d'un link

el objeto a dijo...

el misterio del chevalier dessiné se encuentra en los links! de un caballo blanco, ajá! el mismo que me escribe mails desde su corcel!

zbelnu dijo...

Había unos dibujos animados, hace muuuchos años, donde salía un caballo blanco volador, Luno? Era una figurita pequeña y estaba en un estante, y al principio de cada historia, el niño movía los dedos como si tocara el piano en el aire, en un gesto muy teatral, y decía: Oh blanco caballito alado, llévame en un viaje soñado, y el caballo se volvía gigante con un fulgor y miraba hacia atrás, al niño montado en la grupa y le preguntaba: Adónde vamos, Jimmy?