18.5.08

la calabaza amarga

dibujo de Shitao, Tao Yuanming recogiendo crisantemos, portada del libro de Pierre Ryckmans ed. Plon,
Los libros tardan su tiempo en llegar, como los amores o algunos amigos, hace meses que quiero hacerme con este libro, y ahora que por fin ha llegado, me conmueve tenerlo en las manos, es realmente bonito. Se trata de una edición impecable que no escatima ninguna aclaración de nombres y términos con el correspondiente carácter chino, y que además incluye el texto original, acompañado de unas notas maravillosas que no sólo facilitan la lectura sino que amplían, en mucho, el saber sobre la lengua, la estética, la historia, y la personalidad de este personaje enigmático y especial. -Eso sí, tardaré aún unos días en poder zambullirme en la lectura, a causa de ciertos trabajos que me queda por entregar para la uoc, y de una traducción consecutiva que he de preparar de la charla que el sábado dará Erik Porge sobre topología, bajo el sugerente título el Errar de la Metáfora.- Además de tratarse de uno de los tratados sobre pintura china más importantes de la tradición letrada, este texto constituye una refinada reflexión sobre el pensamiento, la experiencia vital y artística, haciendo frente a las preguntas fundamentales , por qué pintar, cómo hacerlo, y qué significa ese anhelo. La primera edición francesa de este texto cayó en manos de Lakhan en los setenta, quien lo estudió y comentó con la ayuda de F. Cheng. El tratado está dividido en 18 capítulos de corta extensión, muy precisos y con títulos como El cumplimiento de las reglas, la Transformación, Venerar la receptividad, Bosques y árboles, Océanos y olas, Lejos del polvo, Despojarse de la vulgaridad, Asumir sus cualidades. Me ha gustado mucho la posible explicación que ofrece Ryckmans al enigma de uno de sus seudónimos, el que da título a esta obra, Monje Calabaza Amarga. En la dinastía Qing a la calabaza amarga se la llamaba “calabaza noble” por el hecho de que aunque tenía un gusto amargo en extremo, al cocinarla con otros ingredientes, estos no se amargaban en absoluto. Al conservar toda su amargura sin transmitirla al resto de ingredientes, decían, presentaba las cualidades de un verdadero caballero gentilhombre. Se parece mucho, por cierto, a mi definición de la salud mental!
Shitao no era realmente un monje. Con la caída del imperio Ming y la ascensión de los Manchúes su padre fue asesinado siendo él muy pequeño, y para mayor protección la familia lo envió a un monasterio donde se hizo monje desde niño siguiendo las enseñanzas Chang. Después de años de estudio con maestros budistas Shitao se dedicó a viajar hasta instalarse definitivamente años más tarde en Yangzhou, donde disfrutaba de un prestigio considerable en los medios artísticos y literarios de la ciudad. Aunque era normal el uso de seudónimos entre los poetas y artistas, en el caso de Shitao era un exceso. Dicen los expertos que esta abundancia de nombres sea seguramente la razón por la que su reputación fue menor que la de otros pintores de la época, por la confusión a la que daba pie de cara al público.

20 comentarios:

zbelnu dijo...

En efecto, esa definición de salud mental! La amargura (las heridas y el dolor) que siguen con nosotros pero no contaminan el sabor del resto, buena metáfora! Y me gusta tanto Calabaza Amarga, y sus heterónimos (como pessoa) que confundían a la gente y su historia refugiado en las montañas y pintando... He vuelto a perder la tarjeta de aquel amigo de M. que hizo un programa de radio sobre él... A ver si lo encuentro...

zbelnu dijo...

Ah y qué bonita la portada del libro!

el objeto a dijo...

sí que es preciosa la metáfora de la calabaza amarga, y ese dibujo del poeta recogiendo crisantemos!
estoy toda contenta con mi nuevo libro, me alegro te gustara

3a dijo...

Que gusto que haya llegado el libro, parece realmente tentador. Disfruté muchísimo con el de F. Cheng "Vacio y plenitud" en el que habla mucho del pensamiento de Shitao, pero no sabía nada de su historia ni de su multiplicidad de heterónimos.
Veré si está traducido pues mi escaso francés no me dejaría disfrutarlo.
Y el dibujo de la portada es precioso, casi llega el aroma de los crisantemos.
Ayer leía a Valente diciendo cómo en China el poema es pintura invisible y sonora y la pintura poema visible o sin palabras.

nomesploraria dijo...

Te comprendo muy bien. Me gustan los libros incluso como objetos. Disfruto de las ediciones cuidadas, de la calidad del papel...
Que tontería que los crisantemos se asocien a la muerte y los cementerios. También me los como.

nomesploraria dijo...

"Despojarse de la vulgaridad" "La calabaza amarga"
Son títulos preciosos

Gise =) dijo...

Cuanto me enseñas petit a!!!! Me gusta la historia de Shitao. Y como relacionas a Lakan con todo lo que tenga que ver con la cultura china. Es por tus conocimientos o porque forma parte de los analisis de Lakan?
Me gusta el concepto de "calabaza noble" ojala hubiera muchas calabazas nobles en el mundo...
Lástima que tantos apodos le hicieran perder trascendencia o popularidad.
Eres como un libro abierto, haces que Lakan y los chinos me gusten aunque no tuviera idea de ninguno de los dos!!!! Espero que disfrutes mucho cuando te puedas poner de lleno con el libro.
Besikis petit grande a!!!!!!!!!!!

cacho de pan dijo...

como una maestra zen, la pequeña vanessa instruye a sus fieles en las artes y las letras...
cacho de pan se preocupa, porque él, humilde migaja, redondo de centeno, integral con fibras, rebanada húmeda, molde de cinco cereales o tostada sin más, teme que su destino, como el de shitao, acabe deviniendo polvo sin más, sin siquiera una pizca de levadura.

Fuera de toda broma, me interesa este libro. Supongo que a Jorge también.

Vicent Adsuara i Rollan dijo...

Veo que como buena lacaniana estimas las letras, los significantes, en definitiva lo simbólico, y con ello la pintura, yo también, y por cierto, de aquello que dices de que la salud mental se parece a esa calabaza amarga que condimentada con otros ingredientes resulta óptima también otra vez debo estar de acuerdo contigo, ya son demasiadas las veces en que lo estoy pero los dos amamos el psicoanálisis de la escuela de Lacan, será por eso.
La salud mental es un equilibrio entre todos los polos o la creación del nudo gordiano o borromeo en el caso de las psicosis y algo parecido aunque sin nudo en el de las neurosis, la verdad es que lo simbólico, lo real y lo imaginario son como esas calabazas que aún siendo amargas, juntas dan un gran sabor. Venga me despido diciéndote que te seguiré leyendo porque aprendo de tu blog, sobre todo de psicoanálisis aunque también de arte y literatura. Fins un altra objeto a.

frikosal dijo...

"haciendo frente a las preguntas fundamentales , por qué pintar, cómo hacerlo, y qué significa ese anhelo"

¡Me encantaría leer ese libro y saber cuales son las respuestas! El francés me lo acerca pero no del todo.

"Conservar toda la amargura pero sin transmitirla al resto de los ingredientes", en tu metáfora de la salud mental, no estoy seguro de entender que significa sin transmitirla al resto de los ingredientes.

harina y agua dijo...

cumplo en comunicarle que he colgado un post de trazo algo fuerte.
su pariente cercana ha sufrido una crisis de conciencia.
por aquello de las clarisas...

el objeto a dijo...

3a, el libro de F.cheng me encanta (has visto que está dedicado a J. Lakhan?) y Valente, cómo echo de menos su lectura...

Només, los crisantemos se comen en china, bueno y sobretodo se beben en infusión! los títulos son preciosos, preciosos

Gise, eres un sol, aunque suene cursi la frase, muchas gracias por tu cálida presencia y palabras por aquí!

Cacho, a ti te sobra levadura, sos todo lo contrario que ese polvo que se desvanece. El libro te gustaría porque es todo coqueto, bien escrito, bien hecho

Vicent, me he dado cuenta de que tienes un blog, prometo pasarme en breve!
y me alegro de las afinidades,

mi idea de la salud mental no depende tanto de esa adecuación a la realidad consensuada como a ser capaz de vivir sin hacerlo a expensas de estar fastidiando a los demás, responsabilizándolos de sus propios males. Conozco a gente que sin sufrir de ninguna enfermedad mental han montado toda su vida en base a culpar a los demás, viviendo a su costa emocionalmente, haciéndoles la vida más difícil. En cambio otras personas que en principio sufren mayores desarreglos en relación a una supuesta normalidad, que son mucho más respetuosos, positivos, generosos, empáticos que los primeros. Por eso mi idea de la salud mental no se basa en neurosis psicosis sino en qué es capaz de hacer cada uno con su deseo, sin hacerlo a cosa de mortificar al otro. La idea de esta calabaza que por muy amarga que esté puede ir bien con el resto de ingredientes, mezclarse, completarse, pero sin por ello tener que imponer su propio sabor amargo.

En fin, és moooooolt tard, tengo unos días liados, estaré algo ausente,

gracias a todos por la visita!!

Vicent Adsuara i Rollan dijo...

Sí, debería ser así, cada uno habría de hacerse responsable de su propia vida y aprender un poco de los filósofos como lo fue en parte Lacan o Jean-Paul Sartre salvando las distancias y pensar que pese a que uno esté mal no debe culpar ni arrastrar al otro, es cierto, y es una de las enseñanzas más positivas del psicoanálisis. Yo lo había entendido por otro punto de vista, sí es cierto, yo he ganado en optimismo en mis catorce años de psicoanálisis, ha sido la mejor opción de mi vida.

Vicent Adsuara i Rollan dijo...

Perdón, mejor que arrastrar yo diría culpabilizar al otro.

el objeto a dijo...

gracias Vicent por tus aportaciones y puntualizaciones!!

odette farrell dijo...

La portada del libro bellísimo! Y por lo que veo será muy muy interesante... espero que después de leerlo nos hagas una pequeña sinopsis aquí... mi francés es bastante malo como para poder leer el susodicho libro, a pesar que la lista de temas que diste me antojó muchísimo a intentar recobrar mi francés :)))

Hermosa metáfora la de la calabaza amarga... yo conozco varias personas así :) y son un regalo de la vida!

Anónimo dijo...

El artista siempre parte de su experiencia, nunca comparable. Este libro me ha recordado El Tratado de Pintura de Leonardo, en el que detalla las cualidades de un artista. Tambien se ha dicho que Leonardo fue un artista incompleto, a pesar de su conocimiento de las cosas más variadas...
Y gracias por el link...
impromptu.

odette farrell dijo...

Para Frikosal:

por qué pintar,
porque hay momentos en la vida en que la emoción es tan grande ante el objeto observado que la única forma de mantener ese gozo y a la vez de exhaltarlo :) es a través de la pintura.

cómo hacerlo,
con un pincel gordo y puntiagudo :)))

y qué significa ese anhelo
significa trascender a otro mundo sin tiempo ni espacio...

Espero mis respuestas no sean muy disparatadas del pensamiento oriental, ya el objeto a me dirá si al menos me acerco en alguna respuesta.

cacho de pan dijo...

vanessa: tú también te irás?
cuánta soledad en esta red virtual...

nomesploraria dijo...

on eeeeeets?

En Japón también se comen los crisantemos. Como no estoy seguro que todas las variedades sean comestibles, los compro en la boquería en lugar de la floristería