26.5.08

otras lecturas

foto polaroid by Tetsuya Miyoshi
Desaparecí unos días por trabajo, y estoy agotada, como el gato. El sábado tuve la suerte de poder realizar la traducción consecutiva de la exposición de Erik Porge en Apertura. Porge venía a hablarnos de topología, nuevas escrituras de la clínica través de los nudos borromeos, cuestiones bastante complicadas en las que trabaja actualmente, concretamente en un seminario que realiza los viernes junto con Vappereau y mi amigo Yann Diener. Los analistas lacanianos utilizan la figura de los tres regisros Real, Simbólico e Imaginario para explicar nuestra aprehensión de la realidad. La figura del nudo borromeo le sirvió además a Lacan para avanzar en sus teorías sobre el significante, y la lectura del síntoma y la metáfora. Ya por entonces había afirmado aquello de que todo uso del lenguaje es metafórico. En sus últimos seminarios abandonó la idea de la cadena significante que tanto le había servido al principio (las palabras o significantes adquieren su sentido encadenadas unas con otras, en relación unas a otras) para hablar de la escritura y lectura del significante en términos de nudos , y del errar de la metáfora, jugando con el equívoco del verbo errar: vagar y equivocarse. Se trataba, si lo he entendido bien, de un intento de poder ir soltando la interpretación de sentidos para leer y escuchar el síntoma en la clínica de otra manera. Es el caso, por ejemplo, del trabajo con autistas. En vez de estar interpretando todo el tiempo lo que tal o cual acción puede querer decir y definir sus comportamientos en relación a ese déficit comunicativo, intentar realizar un tipo de escucha y lectura en positivo, utilizando las relaciones espaciales. En fin, aún no he podido dejar que toda aquella efervescencia se posara, pero fue una jornada emocionante y estimulante. Comimos luego en un restaurante argentino. Yo estaba algo agotada, ebria del buen vino tinto. Mercè me obsequió con la bella historia de su familia política japonesa, y me habló de que el padre de su marido, ciego desde niño, era acupuntor. Mercè recordaba colas de pacientes en la puerta de la casa familiar, en una sociedad japonesa ya cansada del exceso de tratamientos con medicina occidental. En China es muy normal que los masajistas sean ciegos, pero creo que es la primera vez que oía hablar de un acupuntor. Me encantó esa idea de lectura de líneas y paisajes del sistema energético-nervioso, y claro seguí pensando en Porge y en el increíble espíritu de los analistas lakhanianos.

10 comentarios:

nomesploraria dijo...

Me encantan las viejas polaroids. Están a punto de desaparecer.
Masajistas, acupuntores ciegos. Es evocador.
Hace muchos años en Dargeling me hizo masajes uno que era enorme y calvo y musculoso. Con un enorme mostacho de turco y el torso desnudo como un luchador.

3a dijo...

El descanso del gato junto a la ventana (just in case algo suceda) parece reparador y caldeado, en su caso por el sol y en el tuyo por los alimentos previos de todo tipo ingeridos a lo largo del día.
Bella imagen la del geógrafo de Vermeer para ilustrar el espíritu.

cacho de pan dijo...

la pequeña vanessa va de la sala al comedor,del Gran laKhan al bife de chorizo, y los demás aquí, semienfermos, en las hábiles manos de un vecino chino acupuntor, alto, delgado, nada ciego...

el objeto a dijo...

sí, nmpl, dicen que van a dejar de hacerlas, y que la gente está haciéndose con todos los carretes que puede... será cierto?

gracias 3a, siempre he pensado que la imagen de Vermeer era un astrónomo!

Cacho, fuiste a un chino finalmente? ya me contarás, espero pasen las alergias y molestias, creo además que habrá lluvia en madrid, hablamos a la vuelta,

abrazos a todos,

va.

nomesploraria dijo...

El geógrafo es un cuadro muy parecido, con el mismo modelo, es fácil confundirlos

el objeto a dijo...

gracias Només! exquisito Vermeer

iluminaciones dijo...

Me atrae un tanto la sicología, pero en cuanto veo de donde vienen los hilos, las explicaciones, los porqués, pierdo todo el interés, es como desmontar el mecanismo de un juguete. la magia se pierde sabiendo los entresijos, lo que no quiere decir que no sea útil.

Gise =) dijo...

Que lindo gatito!!Que entusisasmada se te lee con lo del seminario. Me llamó la atención lo del nudo borromeo, mejor dicho no me quedo muy claro, pero bueno no es lo mio debe ser logico...
Lo del acupunturista japones ciego es la bomba, debe conoc er le cuerpo y todas las conecciones nerviosas de memoria, de lo qu esomos capaces cuando nos proponemos algo...
Besikis y trata de descansar un poco al menos en el finde en Madrid!!!!!

Vicent Adsuara i Rollan dijo...

Yo creo que es lo que más desorientaría a sus contemporáneos, los de Lacan, aquello de los nudos, el borromeo, el gordiano, etc., yo creo que es muy original y efectivo. Y el jugar con las palabras con lo del Saint Tomme, Syntome y Saint homme, Lacan es lo último, es genial, una forma de espiritualidad sin dios, sólo la realidad del inconsciente. No crees?

Anónimo dijo...

espiritualidad sin dios, sí, vicent, me gusta,

gracias Gise! sí,yo aún sigo pensando el ese acupuntor ciego y me maravillo, somos capaces de tanto! sin apenas saberlo

objet-a