10.5.08

que no me tapen la boca

Foto de la inauguración de la exposición China Avant-Garde, Pekín, 5 feb'89
Quienes me conocen saben que mi discurso o mi estilo no son demasiado freudianos, quiero decir, que mi manera de pensar y expresarme está más cerca del decir paradójico poético y chino de Lacan que el literario, novelado y detectivesco de Freud. A mí, para qué negarlo, leer a Freud me supone un esfuerzo, mientras que la lectura de Yak Lakhan es pura vitamina, y hace que mi cabeza de acuario recupere algo de su densidad aérea original y consiga arrancar al vuelo. A pesar de esto, y gracias a mis lecturas lacanianas, aprendo a leer a Freud, a reconocerlo, valorarlo, y a identificar su herencia en tantas áreas de nuestro pensamiento. Lo que me maravilla, y me aterra es el hecho de que, a pesar de que su descubrimiento, que data ya de un siglo, impregne de manera profunda prácticamente todas las áreas de nuestra comprensión del mundo y el sujeto, se lo siga ignorando, reprimiendo, y negando de esta manera. Por supuesto que es sintomático, entre otras cosas de la dificultad a integrar ciertas cosas de nosotros mismos, que sólo vemos –cuando lo hacemos- en los otros, pero qué quieren que les diga, a mi me sigue chocando. Hace poco, en unas jornadas sobre juventud, durante una ponencia sobre violencia de género, una de las madres (que no era psicoanalista) preguntaba indignada a los ponentes si alguna vez habían oído hablar de Sigmund Freud, ya que los conferenciantes, sociólogos universitarios, parecían desconocer que lo que ellos creían estar descubriendo (la posibilidad de un beneficio psicológico o goce en el sufrimiento, es decir, la responsabilidad subjetiva del sujeto en aquello que lo destruye) lo había explicado Freud hacía un siglo. No supieron responder, y pusieron cara de pez. A mi que estoy estudiando psicología (como puro trámite) me pasa lo mismo, los textos presentan como teorías revolucionarias y novedosas cosas que ya elaboró Freud, sin reconocerlo, por supuesto y dando muchas vueltas y utilizando 12 categorías y 23 nombres para definir uno solo de sus conceptos, otras veces diciendo todo lo contrario, pero entonces resolviendo al final que, en la práctica, tales elucubraciones son discutibles. La verdad es que vivimos en un mundo hiper-medicalizado , dirigido a suturar el síntoma en vez de liberarlo, a negar el sufrimiento en vez de descifrarlo o darle una espacio para que se transforme en otra cosa, a responsabilizar al otro de nuestras miserias según la lógica fantasmal, que como dijo Rithée Cevasco, o bien idealiza o bien degrada al otro, en un intento de vivir a su costa, y no me refiero materialmente. Esta semana, en la conferencia de Imma Puy, volví a ver las imágenes de la entrada de la Nacional Gallery de Beijing durante la exposición que realizaron artistas chinos en febrero 89, antes de las trágicas manifestaciones estudiantiles. Los signos querían indicar que “no había retroceso posible” en los movimientos intelectuales y de democratización promovidos entonces, y yo pensaba en Freud… ojálá! También leí esta semana a Lacan en su seminario XI : la función del inconsciente freudiano, que no es el inconsciente romántico u oscuro de la creación imaginaria y actúa de manera homóloga a lo que ocurre a nivel del sujeto, es la de hablar; el inconsciente habla, y lo hace de forma tan elaborada como el consciente, haciéndole perder a éste sus supuestos privilegios.

24 comentarios:

cacho de pan dijo...

un cuento recontado por monsieur Chapuis en su sabrosa conferencia de Girona:
"Su problema reside en el inconsciente. Debemos empezar a analizarlo", dice el psicoanalista a la nueva paciente.
La mujer responde: "Lo siento, doctor, pero va a ser muy difícil que mi marido quiera venir a su consulta".
En un mundo como el nuestro, donde la manipulación es constante y avasalladora hasta límites bochornosos, estas censuras clásicas, de cállate la boca y come, resultan casi, y sólo casi, ingenuas.

Pablo Miravent dijo...

¿Vos sos psicoanalista?
La cercanía a Lacan y a lo Oriental la comparto...
¿Pero la astrologia como entra acá?

el objeto a dijo...

pues a mi me resulta difícil imaginar a un psicoanalista diciendo una frase así! Y lo realmente ingenuo pensar que el inconsciente es "un lugar" donde se pueden esconder, donde pueden residir las cosas, o las personas!

No, Pablo, no soy psicoanalista. Tampoco soy nada esotérica, si lo dices por lo de la astrología, que conozco sólo como cultura popular. Pero el I jing chino, y su lógica de las resonancias, me hizo desconfiar menos de esas culturas populares. Hace unas semanas, una amiga también me preguntó algo horrorizada cuando hice un comentario similar al de la cabeza de acuario, si "creía en esas cosas" Y yo le contesté espontáneamente que no me lo planteaba en términos de creer o no creer... Luego me dieron ganas de preguntarle si ella, que se gastaba fortunas en ropa de marca, "creía" que por ser de marca la ropa iba a ser de mejor calidad o a estar mejor diseñada que la barata. Yo conozco muy bien el mundo dela moda y sé que es una falsedad.

el objeto a dijo...

de todos modos, tienes razón, Cacho, yo siempre pecaré de ser un poquito ingenua ;-)

Pablo Miravent dijo...

Perdoname mi intriga: sos escritora?, estudiante?
Porque no me cierra de donde tanta mezcla de saberes.
No es mala voluntad, solamente intriga.
Esta todo bien, amiga.

el objeto a dijo...

perdoname tú Pablo si mi respuesta resultó seca, no me molestó tu intriga, -tal vez la de mi amiga...- Soy licenciada en dramaturgia/teatro, pero dejé el teatro y la danza hace años y después viví en varios países trabajando para empresas, acabando en el mundo de la moda, donde trabajo actualmente, aunque he bajado el ritmo para formarme como psicoanalista, que es lo que me gustaría ser "cuando sea mayor". Actualmente, la palabra que mejor me definiría es "todóloga", de los que se pueden dedicar, o se han dedicado a prácticamente todo!

tú eres escritor, he visto. Lindo oficio el vuestro, en serio, yo os admiro mucho

zbelnu dijo...

Buen post muy bien explicado. Entiendo por qué te gusta leer poesía, lo de entender de manera imperfecta y vaga, con barreras que se entienden de manera otra puede aplicarse a esto también. Y claro, a mí siempre me choca esa y las otras negaciones de este país históricamente desmemoriado del siglo XX...

zbelnu dijo...

Tú también escribes, Objeto a!

cacho de pan dijo...

vanessa: el chiste era sólo eso, un estúpido chiste que supongo "feminista" y servía para ilustrar los falsos conceptos populares sobre el psicoanálisis.
No sé si eres ingenua, no me gusta catalogar así a la gente, pero sé que soy una forma esperanzada de escéptico.

el objeto a dijo...

Cacho, me gusta y admiro tu forma esperanzada de escepticismo, ya lo sabes, que en ti produce saber, humor y pasión por las cosas y seres!

gracias Zbel(la),tens raó!

nomesploraria dijo...

ops, te dejo un saludo.
me encanta leerte.

Pablo Miravent dijo...

Me parece sumamente exótico ese curriculum, tal vez de ahi viene una prosa que no puedo catalogar y a veces ciertamente me molesta...
Pero te tengo en el reader y siempre te sigo.
Adelante!

Albert dijo...

¿Una prosa molesta? Qué disparate.

zbelnu dijo...

Sí, en efecto, su trayectoria "exótica", su parcours es un indicio de la genialidad y la sutileza de la protagonista de este blog...

el objeto a dijo...

pero ¿yo escribo en prosa? ;-)como diría un personaje de molière
sí, ahora en serio, es verdad que soy rarilla escribiendo. En la universidad los profesores de asignaturas como escritura o literatura dramática me decían que debía escribir porque tenía esa relación rara con el lenguaje, lo forzaba siempre en algún sentido.
No me molesta molestar, en todo caso, y agradezco, profundamente, que se ustedes se pasen por aquí,

objeto-petit-a ruborizado

Gise =) dijo...

La verdad que no he leido nada de Lacan pero si mucho de Freud, y hay algunos conceptos suyos los siento demasiado rebuscados, hilando el hilo y no me gustan no me llegan. Con respecto a lo de como escribes, o en que concepto de esccritura entras, debo decir que no soy escritora por eso a lo mejor tu escritura me parece, sincera, directa, vivida, comprometida, pero sobre todo simple y sentida y eso es lo que al menos para mi vale, y es un motivo por el que desde que te "descubri" estoy pasandome por aca.
Besikis petita a!!!!!!!

3a dijo...

Coincido contigo en que la lectura de Yak Lakhan (me encanta escrito así) ayuda y facilita la lectura de Freud y también en la negación que la psicológía y la medicina hacen de los descubrimientos freudianos.

Cada vez más muchos sujetos medicalizados llegan a las consultas para interrogarse por un malestar al que se ha añadido la dependencia del fármaco y hartos de medicación, años después, comprenden que sin ella se hallan en el mismo punto.

Creo que al final el hilo que hilvana la "todología" puede ser tan coherente como una buena especialización. Caminos diferentes y tal vez menos transitados :)

el objeto a dijo...

Gracias Gise, es un alivio que digas que recibas lo que escribo de esa manera sencilla y vivida. Para mi este blog es un lugar donde trato de hacer comprensible, ante todo para mi misma, algo que me cuestiona desde hace tiempo,y que gracias a este espacio logro ir desenredando

3a, me ha encantado la imagen de esa explicación del giro a través de la medicalización, y de volver a encontrarse en el mismo punto...

en cuanto a lo de la especialización, siempre he envidiado y deseado el poder concentrarme en una sola cosa para poder llegar más lejos, y me ha inquietado MUCHO no haberlo hecho. Pero ahora que, por fin, y después de muchos años me decido por algo, el psicoanálisis, me doy cuenta de que yo nunca podría ni hubiera querido elegir una profesión así a los veinte y dejar de vivir lo que he vivido. Si alguna vez consigo ser una buena analista, será sin duda gracias a lo recorrido. No digo que sea necesario, ni mejor, pero sí el camino que a mi me hubiera gustado hacer, y que, me doy cuenta, estoy recorriendo!

odette farrell dijo...

Querida V,

Interesante saber más de ti... yo también me considero todóloga :) pero a pesar de ser mayor que tu, yo sería todologa a nivel bachillerato y en cambio tu lo eres a nivel doctorado!

Y también como tu ahora que he decidido ser pintora, creo que mi éxito reside también a todo lo anterior vivido, así que no me arrepiento de haber empezado tarde, tarde? o más bien decir en el momento justo pues sé con toda la seguridad del mundo que no hay otra cosa que me haga más feliz que pintar :)))

V, yo no sé nada de Lacan... y sé muy poco de psicoanálisis...pero me interesa!
Qué libro de Lacan me podrías recomendar para empezar? considerando que la única cultura al respecto que tengo es haber leído un libro de Jung.

el objeto a dijo...

sí, Odette! tienes razón al hablar de "el momento justo", sí, exáctamente eso...

hay un librito que siempre recomiendo porque fue el que me recomendaron a mi, no es de Lacan, pero es que Lacan sólo escribió unos textos nada fáciles, el resto fue todo transmisión oral en seminarios que luego fue transcrito. Si un día te apetece "asomarte" al mundo lacaniano, hay un librito de un escritor francés de novelas que dio cuenta de su análisis con Lacan, se llama Pierre Rey y su libro "Una temporada con Lacan" en español se suele encontrar fácilmente, y es un libro cortito que se lee bien,

abrazos y felicidades por esos últimos retratos

iluminaciones dijo...

ni freud ni lacan, sino todo lo contrario...
Porqué dejaste el teatro..?
impromptu.

el objeto a dijo...

hola Impromptu, ayer hablamos de ti en nuestra mesa redonda blogger! no pude resistirme a hablar de tu espacio iluminado y luego salieron otros bloggers comentándolo!

Dejé el teatro porque yo había dejado la danza y pasado a la dramaturgia al parecerme el teatro más completo, más global, más interdisciplinar, se unía el texto y la escritura, con la escenografía, la música, ópera, danza, etc... En catalunya, aunque estudié con gente muy buena y estaba en el centro del mundillo, el panorama era un poco desolador, en vez de esa especie de lenguaje universal todo era catalanoide por imposición, la gente que me gustaba estaba fuera, y aquí se hacía un teatro un poco palurdo con el que me costaba encontrar afinidades. A día de hoy el único amigo que mantengo también estéticamente es Roger Bernat, el resto no me gusta demasiado. La gente de teatro de aquí no saben más que de eso, no conocen mucho más, y si lo hacen son una excepción, se han quedado un poco aislados del resto de disciplinas, a mi me interesaban otras culturas, otras disciplinas y lenguajes, y sobretodo estar y trabajar con gente con esa amplitud de miras. Me fui a Francia buscando algo diferente y fui alejándome del teatro. Cuando regresé tuve la oportunidad de retomarlo, pero yo había recorrido medio mundo y aquello me parecía desfasado. Hay artistas que siguen gustándome mucho, coreógrafos, compañías... pero no están por aquí, y yo fui tomando otros caminos que parecían responder mejor a una especie de pregunta que cada vez se hacía más importante,

fue con china y con el psicoanálisis, tomado no como clínica, sino como pensamiento y discurso (ético)con los que conseguí empezar a responderla

todo extraño, lo sé, pero este espacio me sirve para desenredar todo eso un poco más

iluminaciones dijo...

Gracias por la cita que no sé si merece la página. AL menos un cierto placer visual si proporciona.. y me alegro de que las conferencias fueran enriquecedoras.
El teatro es difícil, aunque como en otros medios en los que se quiere crear, pero en las propuestas , al menos las más "alternativas, está el caldo de cultivo de lo que vendrá en un futuro, y en Barcelona lo hay.
Supongo que al final, es todo un tanto azaroso...

Vicent Adsuara i Rollan dijo...

A veces me asusto y pienso que pudiésemos haber llegado a la verdad, digamos en filosofía y convirtiéndola así en un cadáver, valga la paradoja, al oírte comentar que intenta la ciencia y como no, todos nosotros vivir del prójimo, de culpabilizar al otro de nuestra propia falta. Creo que esto de coincidir en tanto me asusta. Aunque Lacan es un camino abierto a veces, cerrado en otras, me da la sensación de que estamos finiquitando la filosofía, debido a las grandes verdades freudianas y lacanianas, que yo mismo experimento. Creo que también nos vale un poco de disensión, aunque ésta vaya por un camino equivocado, que lo va. Bueno te dejo que ya sé que estás ocupada como me dijiste.