21.7.08

de construcción

the weather project, sun installation at Tate Modern, by Olafur Eliasson, photo by Olga Mink

Tal vez fue la nostalgia de este inicio de verano la que me hizo revisar alguno de los últimos vídeos del equipo sexybeijing.tv, de la que soy fan desde hace tiempo. Me quedé especialmente enganchada en este micro-reportaje, muy sencillo, acerca de un pequeño y viejo templo de Pekín que están a punto de destruir, aunque oficialmente haya sido catalogado para ser preservado. Se trata de una construcción de la dinastía Ming, dedicada a un poeta de la época Song que no conocía, Xie Fangde. Además de una visita al templo en ruinas al lado de un experto, incluye una pequeña entrevista a un matrimonio mayor que está resistiendo como pueden antes de tener que irse a vivir a algún rascacielos de las afueras, donde, despojados de cualquier oportunidad de conservar su modo de vida, se sentirán perdidos y desamparados. Os lo recomiendo de veras, dura unos 4 min.



No pude evitar pensar en él al día siguiente en la exquisita, necesaria exposición de Olafur Eliasson en la Miró, La naturaleza de las cosas. Unas piezas hipnóticas, sobrias, precisas, que nos invitan a reflexionar y a participar sobre la realidad, la percepción, y la manera en que nos relacionamos con ellas. Además de sus obras e instalaciones con luces y proyecciones, en una especie de hall hay una mesa larguísima llena de piezas lego de color blanco donde los visitantes pueden construir y de-construir a su gusto. Para mi las exposiciones, libros o películas que inciden sobre el tiempo, el tiempo de observación, de elaboración o de recepción , que me obligan a modificar mi vivencia temporal son como una especie de medicina mágica, curativas. También me gustaba esa idea de que más allá de las apariencias, y de las construcciones que llevamos a cabo para relacionarnos con el mundo que nos rodea, lo que cuenta muchas veces no son tanto las cosas en sí sino los reflejos que se proyectan, las perspectivas, los colores que de forma alquímica se crean en nuestra retina, y cómo las luces y la mirada atraviesan los lugares y los objetos. La expo es de lujo, como lo es la obra rigurosa de este artista.
Y para cerrar este recorrido algo derridiano, ayer por la noche vi el documental de Sydney Pollack, Sketches of Frank Gehry, que también tuvo cierto efecto reparador: filmado de manera sencilla y clásica, sin pretensiones, intercalando entrevistas al arquitecto, a amigos, artistas, a su propio analista, con visitas, paseos, secuencias de trabajo con su equipo en el estudio. He de reconocer que el tinglado mediático de los últimos años y esa tendencia a lo espectacular en su obra me aburrían más que atraerme, pero en la película todo tiene una escala humana, es una verdadera conversación entre disciplinas, personas, ciudades y materiales. Me quedo con sus proyectos más pequeños, su casa en Venice, California, me encantó, pequeñas construcciones enmarcadas por árboles y colinas, preciosas vistas y ventanas de madera. Y es que resonaban aún algunas de las cosas que los comentadores de este blog me habían ido sugiriendo tan generosamente estos días: ser artista, ser poeta, recordaba iluminaciones, supone estar arriesgándose todo el tiempo, y luego esa cita maravillosa de Niezstche que me pasó elpasaeltiempo en relación al ideal que éste, en la misma línea que el psicoanálisis, catalogaba como error: "No sólo soportar lo necesario, y aun menos disimularlo-todo idealismo es mendacidad frente a lo necesario-, sino amarlo.." en respuesta a Vicent. Como en una coreografía, pensaba estos días, levantamos muchas construcciones que van cayendo abajo, con las que, sabemos, no hay otro modo más que volver a empezar de nuevo.

13 comentarios:

elpasaeltiempo dijo...

Me alegra que te haya gustado la frase nietzscheana.Es verdad que todos los dias construimos, y en el camino se van derrumbando algunas construcciones, algunas ideas, algunos ideales.Esa frase de Nietzsche la podes encontrar en un libro muy bonito y pequeño que se llama Ecce Homo, y la antecede una expresión hermosa tambien: "el Amor Fati(amor al destino):el no querer que nada sea distinto ni en el pasado ni en el futuro ni por toda la eternidad.." Acerca de este libro, y del construirse,del equivocarse, del soportarse,del amarse, si pasas por mi blog hay mas de Ecce Homo, y casualmente hablo un poco de lo mismo que vos, pero referido a uno. Siempre tan interesante todo lo que escribes!!Saludos!!

Vicent Adsuara i Rollan dijo...

Como casi siempre Vanessa, debo darte la razón, el discurso individual debe ser dialéctico, construyendo y deconstruyendo continuamente, el mismo psicoanálisis lo sabe y siempre deja la puerta al cambio al contrario que una fe religiosa. La verdad es que es una lástima esa pérdida del templo de que hablas, espero que no llegue a su fin, pero desde una mirada nihilista todo es huero, yo estoy psicoanalizándome pero mi discurso no es absolutamente lacaniano, sino que voy cogiendo y experimentando cosas de Freud, Lacan, Nietzsche, Marx etc... me gustaría tener un conocimiento más firme de la podríamos decir filosofía de Lacan, pero hay veces que la terminología de sus seminarios se me escapa, yo creo que el de Freud y Lacan son discursos muy elaborados, en la línea marxista de desenmascarar el discurso del amo, la verdad es que he descubierto en resumen que amo el lenguaje, la escritura, la lectura y no tengo historia un poco como la novela de Jean-Paul Sartre "La náusea", es un poco la historia de mi vida.
Por lo que se refiere a si el sujeto psicótico tenía o no Otro, yo he leído en Lacan que no, es la madre al niño en la fase del espejo quien le hace ver con el deseo que él existe y se hace consciente de su unidad, no me hagas mucho caso, pero algo de eso hay, de todas las maneras yo lo que quería decir más bien, y ahora me doy cuenta, era expresar la existencia del otro que Lacan niega, y yo como aprendiz díscolo intento decir que somos nosotros y el otro porque el individuo y el grupo es la misma cosa, pero ya te digo no busco la verdad tampoco, me vale más que podamos teorizar con un buen café y un cigarrillo al lado en una buena terraza al caer el atardecer (Y no pienses mal, ah por cierto enhorabuena¡?)que encontrar el rigor de la verdad, eso es un poco vivir ¿no crees? venga te dejo u os dejo que ya os he dado la tabarra un rato, hasta mañana y un fuerte abrazo y suerte próximamente.

Vicent Adsuara i Rollan dijo...

Ah, y muchísimas gracias por citarme en tu blog, me hace ganar un poco de seguridad en mí mismo, que alguien, el otro te mire ya es importante, la verdad es que me paso 8 horas completamente solo en mi trabajo en un edificio, para mí solo y no puedo poner antivirus al ordenador que se le ha caducado, y vaya, vaya no sé lo que pasará, estoy viendo la tele, y charlando aquí, bueno venga, eso muchísimas gracias por tenerme en cuenta, un fuerte abrazo de Vicent.

jardinero dijo...

Tremendo el reportaje del templo en Beijing. Pero no hay por que extrañarse. Yo vivo en un pequeño pueblo de 30.000 habitantes y el ayuntamiento junto con las constructoras locales, se han cargado todo el poco centro histórico que quedaba. Eso sí, han hecho un mega ayuntamiento, superguay y completamente inútil. Don Dinero manda.

Que gran descubrimiento el sexybeijing !!. Muy buenos los videos y ,porqué será que sigo entendiendo mejor el inglés de los chinos que el de los nativos de esa lengua ?.

Vicent Adsuara i Rollan dijo...

De vuelta a casa en el autobús se me ha ocurrido una pregunta: ¿Incluyes la deconstrucción en la crítica? ¿No crees que la vida aunque sea un discurso muy masculino es una lucha dialéctica? Creo o eso recuerdo que me dijo mi psicoanalista también pensaba Lacan, no la forma de tomar el discurso histérico y revertirlo en el del amo sino y ahí conincido con la bonita frase de pasaeltiempo, aceptar la realidad de cada uno de nuestros propios discursos pero en una deconstrucción continua, ¿No sé si se llama el materialismo dialéctico? o una lucha dialéctica que le llamo yo. Sería una forma de feminismo si aceptamos que la mayor parte de las mujeres tienen el discurso histérico y éste es prácticamente el alma de lo femenino y gran parte de hombres, los esclavos, no dejar de ser esclavos pero luchar contra los abusos del discurso del amo. Eso es lo que creo que quiso decirme con su asentimiento cuando le pregunté si la vida era una lucha dialéctica, construyendo y deconstruyendo=criticando. Por eso ya te dije, no una revolución abandonando nuestro discurso sino dentro de él. Venga te dejo que voy a hacer la siesta que luego a las 8 he de salir a hacer pedidos de libros, chao, hasta mañana.

Vicent Adsuara i Rollan dijo...

Pero un feminismo no marxista si se le puede llamar feminismo, es decir sin buscar el poder, el cambio de discurso sino nuestro lugar, el lugar del discurso histérico, el discurso del esclavo.

Vicent Adsuara i Rollan dijo...

Creo que el error de Marx fue no conocer el inconsciente y por eso hacer desear al discurso histérico ser y cambiarse al del amo, el ejemplo es la dictadura del proletariado y después no se desembarazó de un cierto idealismo: la futura sociedad comunista.

Vicent Adsuara i Rollan dijo...

Perdona, Vanessa que te moleste con tanta filosofía, pero permíteme, es como una partida de ajedrez, yo últimamente en mi psicoanálisis lo veo así, lo importante no es vencer, recuerda "Más allá del principio del placer" sino jugar. Claro, con reglas justas, aunque las blancas siempre tienen una cierta ventaja. Y sobre todo disfrutar el deseo, como culminación el placer, esa zanahoria que está al final del camino, al que quizá nunca lleguemos pero...

el objeto a dijo...

Gracias elpasaeltiempo por la referencia bibliográfica, pasé por tu casa hace unos días silenciosamente, ahora vuelvo, y te sigo contestando ahí

Vicent, muchas muchas muchas cosas! vuelvo igual con más tiempo y seguimos,

gracias y abrazos,

iluminaciones dijo...

Gracias al vídeo informativo que nos muestras, vemos que casi todas las ciudades modernizantes" están sufriendo una especie de futurización" acelerada, poco conservadora de lo se merecería restaurar para que no quedase solamente en imágenes o planos el reflejo de lo que fueron en otro tiempo las ciudades. La iniciativa privada en esto es importante, y creo que algunas de las llamadas fundaciones invierten en esto, pero hace falta más concienciación de las políticas locales e interés en mantener cierto patrimonio, y que no se valoren intereses exclusivamente económicos.
Veré esa película sobre Gerhy... y hablando de planos, Eliasson nos ofrece unos que no podemos eludir, porque hacen referencia al mundo natural que nos rodea, con sus fenómenos que inconscientemente y de forma un tanto misteriosa nos afectan a todos, misterios de la naturaleza los llamaban...y aquí se dan la mano estrechamente ciencia y arte. Normalmente se decía que el científico constata y el artista observa, en este caso OE es ambas cosas.
Gracias por la cita..

el objeto a dijo...

hola iluminaciones,

sí, yo también creo que la clave está en una combinación entre iniciativa privada, concienciación política y cívica y tener en cuenta otras motivaciones que no únicamente las del mercado y las económicas

el documental de Gehry es muy sencillo pero me gustó por esas distancias cortas.. por cierto aparece Julian Schnabel en albornoz y con un wisky en la mano charlando sobre el arquitecto varias veces, muy divertido

y ME ENCANTA tu lecturade lo que supone el trabajo de Eliasson, y de ese encuentro entre ciencia y arte que suele presentarse siempre distanciado

Gise =) dijo...

Que lastima lo del templo, parece que no es solo Barcelona la que esta tirando lo "viejo" para construir fealdades nuevas...
la expo por lo que se ve pinta interesante, no te digo qu eire porque aun no he podido ir a la de la Pedrera, no es qu eno lo haya intentado pero es que las dos veces que fui habia tanta cola y hacia tanto calor que dije paso mas adelante... y aun no he ido...
Besitos guapisima y a ver si quedamos y nos tomamos algo!!!!

zbelnu dijo...

Me ha gustado el documental tan chejoviano del templo y los viejos que se resisten, tan energéticos en su incertidumbre. Él me ha recordado a un hombre francés al que le preguntamos una dirección y parecía tan lleno de vitalidad que trasladó a sus indicaciones una emoción especial, tan contento y burlón parecía de contárnoslo que nos habríamos quedado a escucharle.
A mí me encantó la instalación esa tan intelectualmente solar de Eliasson en Londres, y a Guillermo, que la pescó por su cuenta en la Tate. Dan ganas de ver esa casa de Venice. ¿Resultará que el ególatra Gehry puede ser íntimo y sobrio? La verdad es que traduje unas declaraciones suyas para el catálogo de Light Construction, hace muchos años, mucho antes de Bilbao y de la saturación de lo suyo, y me gustó lo que decía de la luz.