6.2.07

mimosa


Al regresar a Barcelona encontré el primer ramo de mimosa, y por primera vez entendí, lejos del helado Pekín, por qué los chinos llaman a esta época del año tan fría, en la que se desarrolla su Nuevo Año, Festival de la Primavera.

2 comentarios:

zbelnu dijo...

Había una película maravillosa de Renoir, La règle du jeu, donde un personaje viejuzo y tembloroso tenía un invernadero de mimosas, era muy bonito cómo decía, con una voz completamente trémula Mes mimoooosa... También había un lechero que llegaba cada día en un ritual de loquilandia, diferenciando muy bien la e cerrada de le y la e abierta de lait, "Le lait!", me recordaba un poco a Les vacances de Mr. Hulot, de Jacques Tati, pero en mucho´más poética y genial. Ah, Renoir! Viste por casualidad El río, aquella maravilla de la India? Es como si la hubiera soñado... Tengo que hacerme con esas dos películas...

el objeto a dijo...

un invernadero de mimosa! a mi que me vuelve loca su olor! pues no he visto las películas, sólo conozco a Mr. Hulot, que como el lechero era un amoroso obsesivo...yo soñaré con ese invernadero