10.3.07

les nouvelles révélations de l'être


Ayer después de peli japonesa en casaasia, hicimos doblete en el verdi con Paris je t’aime. Me produjo cierto alivio descubrir que por fin, en el cine más comercial y sin que tenga que ser un ejercicio intelectual a lo Haneke, que también me gusta, podamos ir viendo propuestas de historias deshilvanadas y abiertas, parciales y sinceras, que no tienen que explicarlo todo, ni avanzar sobre la pretensión de constituir un universo cerrado y completo en sí mismo, y que es en cualquier caso tranquilizador y domesticado. Se combinan historias más y menos interesantes, estilos diversos, posiciones más y menos honestas y superficiales, pero subyace en el trabajo de producción una especie de respeto por la diversidad y el trabajo bien hecho. Y como pasa en el cine, también supongo que depende de en qué momento se ve, uno percibe una cosa u otra. Brillante el guión escrito por Gena Rowlands, y conmovedora su interpretación. Y Fanny Ardant, Juliette Binoche, Miranda Richardson… Magníficamente rodadas, y el humor que atraviesa la película como bálsamo para las heridas que no hace falta ocultar. Pero a lo que iba, en la última escena, realizada por Alexander Payne, una norteamericana lee su redacción para la clase de francés, acerca de su viaje a París, donde explica lo que hace, los lugares que visita, sus impresiones… y cómo un día sentada en un parque, le asalta una sensación de algo que retorna, algo que quizá olvidó, o quizá siempre le había faltado, y aparece un llanto silencioso mezcla de tristeza y alegría, pero no tan triste, porque es en ese momento en que ahí sola, se da cuenta de que empieza a amar París, y París la empieza a amar a ella

1 comentario:

cacho de pan dijo...

precioso comentario, de verdad, aunque no sé si con ese maravilloso plantel de actrices buenísimas -aunque muyyy antipáticas todas- correré a verla...tal vez espere la aparición en cedé...te contesté algo en mi blog, pero nunca sé dónde ni cómo se dialoga...y el vértigo sensual, pequeña miss sunshine?